El principal aspirante a la candidatura presidencial del mexicano Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, afirmó hoy que está listo para enfrentar al líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador o cualquier otro líder de la oposición en 2012.

"Yo he sido y seguiré siendo total y absolutamente respetuoso de las definiciones que los otros partidos políticos tengan sobre quienes serán sus candidatos", afirmó a los periodistas Peña Nieto nada más conocer la noticia de que López Obrador será candidato de la izquierda a la Presidencia en las elecciones del 1 de julio de 2012.

Preguntado sobre si, de ganar la candidatura del PRI, le temería a la competencia de López Obrador, Peña Nieto dijo: "Estoy muy seguro de que el PRI está en la ruta de ganar la elección presidencial y que es clara mi posición de ser el abanderado del PRI".

"Yo espero ser el abanderado de mi partido y enfrentarme con cualquiera o cualesquiera que sean los candidatos de la oposición", afirmó Peña Nieto, al concluir una rueda de prensa en su segundo día de visita a Washington.

Peña Nieto evadió comentar directamente sobre la idoneidad de la candidatura de López Obrador, quien también se presentó en los comicios anteriores en México, e insistió en la necesidad de la transparencia electoral.

"Mi definición está en participar en este proceso de manera civilizada, privilegiando la propuesta y el debate de ideas, evitando una confrontación sobre todo marcada por la guerra sucia que me parece no abona a la construcción de nuestra democracia", enfatizó.

"Para los mexicanos y para fortuna de México, creo que hemos abonado y hemos venido construyendo una democracia que merece ser más sólida, y eso tiene que ver con la actitud que los partidos y quienes los representan tengan en la competencia electoral", agregó.

Por otra parte, Peña Nieto se manifestó "optimista" de que el PRI pueda pactar un acuerdo para formar alianzas con el Partido Verde y con Nueva Alianza (Panal) de cara a los comicios presidenciales del 1 de julio de 2012.

Se prevé que el anuncio sobre el eventual acuerdo se realice el próximo jueves, fecha límite que establecieron las autoridades electorales para que los partidos inscriban las alianzas.

"Estamos buscando construir una alianza que sea competitiva, donde se fortalezca la plataforma del partido, y los partidos están construyendo para llevarla al electorado" en 2012, dijo Peña Nieto, y agregó que es "optimista de que podemos llegar a un acuerdo".

"Creo que eso fortalece también a futuro, y en un escenario de triunfo, la posibilidad de construir y mantener estas alianzas para impulsar reformas estructurales que el país necesita", observó.

Peña Nieto señaló que no es la primera vez que se forjan alianzas con Nueva Alianza y el Partido Verde -o con partidos con los que el PRI tiene afinidad de "objetivos y propósitos"-, y no es un misterio que "se ha venido trabajando con estos dos partidos en la eventualidad de encontrar un acuerdo para una alianza competitiva" de cara a las elecciones del próximo año.

Sobre la lucha antidrogas, Peña Nieto se manifestó en contra de propuestas para la legalización de drogas, como la que promueve el expresidente Vicente Fox, por considerarla una "solución simplista" ante un problema tan complejo.

"No es una propuesta que a mi me convenza; yo estoy claramente definido en contra de la legalización de las drogas... (pero) habría que dar espacio a un amplio debate en el contexto internacional sobre la eventual legalización de drogas", declaró.

En su segundo día en Washington, Peña Nieto se entrevistó en privado con líderes de la Cámara de Comercio de EE.UU. y esta tarde prevé reunirse con el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y líderes demócratas y grupos afines, como el Consejo Nacional de La Raza.

El precandidato presidencial viajará mañana a Nueva York, donde concluirá su visita el jueves.