Las autoridades municipales de Londres dijeron el martes que reanudarán su acción legal para desalojar un campamento de manifestantes frente a la catedral de San Pablo después que se estancaron las conversaciones con aquellos.

Más de 200 carpas están instaladas frente al templo desde hace un mes en una protesta inspirada por Ocupen Wall Street, en Nueva York.

La catedral y las autoridades municipales habían suspendido hace dos semanas las acciones legales para desalojar el campamento, y ofrecieron a los manifestantes permitirles permanecer hasta el nuevo año si accedían a irse después.

Los manifestantes dijeron que no accedieron a esto y la municipalidad dijo el martes que reanudará la acción legal.

"Interrumpimos la acción legal durante dos semanas para conversar con los del campamento acerca de cómo reducir la extensión de las carpas y para fijar una fecha de partida, pero no llegamos a nada", dijo Stuart Fraser, director de política municipal.

"Lamentablemente ahora que han rechazado una oferta razonable para permitirles quedar hasta el año nuevo va a tener que intervenir la justicia", agregó.

La municipalidad agregó que la acción legal "probablemente tomará semanas" y que mientras tanto no se tomarán medidas policiales.

Un vocero de la catedral, propietaria de algunos de los terrenos ocupados por los manifestantes, dijo que su organismo rector se reunirá el miércoles para considerar su próxima medida.

La protesta en Londres comenzó el 15 de octubre después que a los manifestantes les impidieron quedarse en propiedad privada cerca de la bolsa de Londres, su blanco original.