Con la participación de un general que estuvo en poder de las FARC por casi 12 años, una caravana motorizada partió el martes de Bogotá y recorrerá unos 8.000 kilómetros durante 21 días con el objetivo de presionar por la liberación de todos los secuestrados de Colombia.

El periodista Herbin Hoyos, organizador de la caravana, explicó en entrevista telefónica con The Associated Press que desde el norte de Bogotá partieron más de 100 motociclistas hacia la ciudad de Tunja, capital del departamento de Boyacá, 130 kilómetros al norte de esta capital.

La caravana exige "la libertad de los secuestrados", explicó Hoyos, quien mantiene desde 1993 un programa radial llamado "Las voces del secuestro" en el que familiares de los cautivos envían mensajes de apoyo a sus allegados retenidos.

Agregó que aunque el ejército y la policía han conseguido rescatar secuestrados "ahora falta el aporte de la sociedad civil colombiana, falta el aporte del resto del país para que tengamos esas libertades... No podemos permitir que por la indiferencia esos secuestrados se pudran en la selva".

Esta es la cuarta caravana motorizada que se organiza en Colombia para pedir por los secuestrados. A fines de 2009 Hoyos organizó otra caravana que terminó en Roma, Italia.

Según el oficial Fondo Nacional para la Defensa de la Libertad Personal (Fondelibertad) y la no gubernamental Fundación País Libre, en el primer semestre de este año se denunciaron 177 secuestros, 35% más que en el mismo periodo de 2010.

Entre los cautivos figuran al menos 15 militares y policías, algunos de ellos en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde hace más de una década. Esa guerrilla ha dicho públicamente que los liberará a cambio de que el gobierno deje libres a los rebeldes presos en cárceles colombianas. La administración del presidente Juan Manuel Santos ha descartado esa posibilidad.

De la caravana motorizada también participa el general de la policía Luis Mendieta, quien tras permanecer en poder de las FARC durante casi 12 años fue rescatado por el ejército en junio de 2010.

"Sé que Dios y la Virgen nos van a acompañar", dijo a periodistas antes de partir. Mendieta fue el oficial de mayor antigüedad y grado que estuvo en poder de la insurgencia.

El oficial, que actualmente es agregado de la policía en la embajada de Colombia en España, pidió a sus compatriotas acompañar la caravana con banderas blancas "para exigirle a las FARC la libertad de todos los secuestrados".

"Estoy participando en la caravana porque quiero luchar por los secuestrados, porque quiero tener a mi papá conmigo, porque quiero saber qué se siente tener un papá", dijo Liliana Duarte, hija del coronel de la policía Edgar Yesid Duarte, retenido por las FARC desde 1998. Cuando el coronel Duarte fue secuestrado su hija tenía un año.

La caravana pasará por al menos 18 de los 32 departamentos del país, desde la costa del Caribe, al norte colombiano, hasta el extremo suroeste en la frontera con Ecuador. El periplo culminará el 6 de diciembre en Bogotá, según Hoyos.