Carlos Marín de Il Divo no descarta que su grupo de ópera-pop pueda cantar algún día con el trío adolescente del mismo corte, Il Volo... siempre y cuando éste les "llegue a las notas".

El integrante español del cuarteto dijo el martes en México, donde promocionaba el nuevo álbum de Il Divo, "Wicked Game", que aunque a lo largo de casi una década de trayectoria han surgido imitaciones no le temen a ninguna de ellas.

"Creo que siempre hay sitio para imitadores", declaró en una pequeña rueda de prensa en la capital mexicana. "Todos (los integrantes de Il Divo) tenemos un currículum de ópera; ese 'background' es lo que hace la diferencia entre Il Divo y otros grupos que lo intentan".

El barítono se refirió a Il Volo, el trío de jovencitos que ha causado sensación tras haber debutado este año con un disco homónimo que le valió una nominación al Latin Grammy al mejor artista nuevo.

¿Cantarían algún día con ellos?

"¿Por qué no? Mientras nos lleguen a las notas", expresó asegurando que el furor por Il Divo es como un "matrimonio con los fans": "Pueden probar (con otros grupos), pero luego vuelven con lo bueno".

El cantante de 43 años, nacido en Alemania pero criado en Madrid, conforma Il Divo con el suizo Urs Bühler, el francés Sébastien Izambard y el estadounidense David Miller. La agrupación fue creada por el famoso productor Simon Cowell, el mismo de "American Idol" y "X Factor".

El grupo irrumpió en la escena musical en 2004 con un álbum homónimo al que han seguido otras cuatro producciones, incluyendo una navideña. "Wicked Game", a la venta el 29 de noviembre bajo el sello Sony, llega tres años después de que lanzaron su último álbum.

El barítono español aseguró que el nuevo material es el "más maduro" de su trayectoria y que su mayor reto en esta ocasión fue no quedarse estancados.

"Es lo que hemos intentado con este disco", señaló Marín, quien destacó que la grabación del material les tomó cerca de dos años, en los que grabaron unas 40 canciones. "Queríamos elegir temas que no fueran de corte de Il Divo; en este disco se va a poder presentar esa evolución".

El álbum de 10 cortes tiene como carta de presentación "Wicked Game" de Chris Isaak, e incluye temas como "Time to Say Goodbye", popularizado por el italiano Andrea Bocelli. El cuarteto incluso grabó su versión de "Don't Cry For Me Argentina" del musical "Evita".

Marín dejó entrever su deseo por grabar temas de música mexicana, que podrían interpretar en sus recitales.

"Si fuera por mí habríamos grabado temas de Juan Gabriel, pero quién sabe, quizás en algún show se incorporen", dijo.

Il Divo ha vendido 25 millones de discos desde su surgimiento. Pero a pesar de su éxito, Marín aseguró sentirse aún como un "alien" en el mundo de la música.

"Mucha gente no sabe cómo nombrarnos, pop-ópera, crossover", expresó entre risas. "En este tipo de música que hacemos hemos conseguido abrir una puerta al público para que de repente se pueda acercar al mundo de la ópera".

En 2012 Il Divo se embarcará en una gira mundial de un año que los llevará desde Sudáfrica hasta América Latina.

___

En Internet:

http://preorder.ildivo.com/

___

Para enterarte de lo último del mundo del espectáculo y la cultura síguenos en http://twitter.com/AP_Espectaculos/