Representantes de los bancos Mundial e Interamericano de Desarrollo reunieron el martes a funcionarios de contralorías públicas y organizaciones no gubernamentales de fiscalización para fortalecer la vigilancia de fondos públicos en América Latina.

Manuel Labrado, delegado del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), consideró que la crisis que enfrenta Europa, donde algunos países excedieron su capacidad de endeudamiento, muestra de la necesidad de fortalecer los mecanismos de vigilancia de las finanzas públicas.

Labrado participó la VII Conferencia de la Red de Monitoreo de América Latina, que reúne en Santo Domingo a delegados de 18 países para mejorar sus sistemas de planificación.

El representante del BM, Roby Senderowitsch, insistió que el monitoreo no sólo debe enfocarse en la ejecución del presupuesto, sino en el proceso de planificación, en el seguimiento a los programas, proyectos y acciones de cada gobierno.

"De lo que se trata es de lograr en toda la región más transparencia y más certidumbre en el ejercicio de la función pública", explicó el ministro dominicano de Economía, Temístocles Montás.

Al encuentro, que concluirá el miércoles, asisten miembros de las contralorías públicas y representantes de organizaciones no gubernamentales.