Representantes de Gobiernos, de organismos internacionales y de la sociedad civil de 18 países abrieron hoy en Santo Domingo una reunión para tratar sobre la transparencia, la rendición de cuentas y el monitoreo en la función pública.

Los planteamientos forman parte de la VI Conferencia de la Red de Monitoreo y Evaluación en América Latina y el Caribe, que se extenderá hasta mañana en la capital dominicana con el auspicio del el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM) y la Red de Planificación de América Latina y el Caribe (Redeplan).

"Las mejores prácticas indican que el monitoreo y la evaluación son necesarios para lograr más y mejores gestiones y más y mejores resultados de desarrollo", dijo el ministro de Economía local, Temístocles Montás, en la apertura oficial de la cita.

Asimismo, favoreció el desarrollo de políticas publicas "que permitan que nuestras sociedades dejen de ser sociedades de excluidos".

En iguales términos se pronunció el representante en el país del BM, Roby Senderowitsch, quien señaló que la ausencia de este tipo de sistemas "puede generar serios problema de equidad social".

Mientras que el representante del BID, Manuel Labrado, subrayó que es "necesario crear procesos que permitan monitorear con eficiencia los programas de las política y las instituciones (..)".

En la inauguración del foro también intervino la consejera económica de la Embajada de España en Santo Domingo, Mónica Vásquez, quien confió en que la cita ayude a consolidar los sistemas nacionales de monitoreo y evaluación de los países participantes.

En la reunión interactúan más de un millar de agentes públicos y privados, así como de organizaciones de la sociedad civil de 18 países de la región, así como de EE.UU y Reino Unido.

La conferencia, asimismo, será foro de análisis, intercambio de experiencias y lecciones aprendidas en los procesos de institucionalización en toda la región.

También se discutirá la cultura del monitoreo y evaluación en República Dominicana en momentos en que tanto el Gobierno como la sociedad civil muestran un gran interés en priorizar la gestión pública por resultados, transparencia y rendición de cuentas.

La Red de Monitoreo y Evaluación en América Latina y el Caribe opera como un foro de análisis, intercambio de experiencias y lecciones aprendidas en los procesos de institucionalización en toda la región, según los organizadores.