Dos hombres en Estados Unidos fueron ejecutados el martes, uno por matar a sus tres hijos mientras dormían, el otro por matar a una mujer y a sus dos hijas luego de haber visitado Disney World.

El estado de Ohio ajustició a Reginald Brooks, quien en 1982 mató a sus tres hijos cuando dormían, poco después de presentar su esposa una demanda de divorcio.

En Florida, Oba Chandler fue ejecutado por matar a una mujer de Ohio y a sus dos hijas adolescentes en junio de 1989 mientras las víctimas volvían de unas vacaciones en Disney World.

Brooks, de 66 años, falleció antes a las 1900 GMT tras una postergación de casi seis meses sobre el uso de la pena capital en Ohio, que sigue con frecuencia a Texas en el número de ejecuciones anuales.

Los tribunales estatales y federales rechazaron los argumentos de su abogado acerca de que Brooks no era mentalmente competente y que el gobierno ocultó pruebas relevantes que podrían haber afectado su caso. La ejecución postergada más de tres horas mientras sus abogados apelaban en última instancia. La Corte Suprema federal se negó a detener la ejecución.

La defensa sostuvo que Brooks era paranoico esquizofrénico que sufría dolencias mentales antes de disparar en la cabeza a sus hijos de 11, 15 y 17 años cuando dormían en su casa de Cleveland un sábado por la mañana. Los abogados defensores dijeron que Brooks creía que sus compañeros de trabajo y su esposa le estaban envenenando y se declaró inocente, ofreciendo teorías conspirativas sobre los asesinatos con la participación de la policía, sus familiares y un hombre de gran parecido.

La fiscalía reconoció que Brooks podría sufrir una dolencia mental, pero refutó la noción de que fuera la causa de los asesinatos o le hiciera incompetente para ser juzgado. Agregó que planeó los homicidios, compró un revólver dos semanas antes, se cercioró de que estaría solo en casa con los muchachos; los atacó cuando no podían resistirse y huyó en un autobús con una maleta con efectos personales y el certificado de nacimiento para iniciar una vida nueva.

Brooks fue encontrado culpable por un tribunal de tres jueces. A los 66 años, Brooks es la persona de mayor edad ejecutada desde que Ohio reanudó las ejecuciones en 1999.

En Florida, a Chandler, de 65 años, se le administró la inyección letal y fue declarado muerto a las 4:25 de la tarde en la prisión estatal, según afirmó la oficina del gobernador Rick Scott. La ejecución de Chandler es la segunda que suscribe Scott desde que asumió el gobierno del estado.

Chandler fue condenado en 1994 por la muerte de Joan Rogers, de 36 años y sus dos hijas, Christe y Michelle, que tenían 14 y 17, respectivamente.

Las tres vacacionaban en Florida por primera vez en su vida y se dirigían de vuelta a casa en una pequeña comunidad agrícola en Ohio cuando se toparon con Chandler.

Las autoridades concluyeron que la mujer conoció a Chandler cuando se detuvieron para preguntarle cómo llegar a su hotel en el área de Tampa. Chandler, que tiene nexos con Ohio, convenció a la mujer de que fueran a su bote, dijo la policía.

Una vez ahí, según los detectives, Chandler ató a las mujeres de brazos y piernas, les ató igualmente bloques de concreto a sus cuellos y las tiró del bote. Las tres mujeres fueron encontradas flotando unos días después en la bahía de Tampa, desnudas de la cintura para abajo.

Los detectives no resolvieron el caso sino hasta tres años después. Hubo dos detalles que ayudaron al arresto: un folleto turístico con la letra de Chandler fue encontrado en el auto de Rogers, y Chandler se veía parecido al dibujo de un sospechoso buscado por haber atacado a una mujer canadiense a bordo de un bote en la bahía de Tampa.

Las autoridades dieron a conocer la caligrafía en el folleto turístico en una cartelera para ver si alguien lo reconocía.

Uno de los vecinos de Chandler reconoció la letra y llamó a las autoridades.

Para su última cena, Chandler comió dos emparedados de salami en pan blanco y la mitad de otro hecho de mantequilla de maní más un café.

___

Los periodistas de The Associated Press Kantele Franko en Ohio y Bill Draper en Florida contribuyeron con este reporte.