Los inversionistas huyeron de los mercados mundiales el martes mientras las cifras sobre el bajo crecimiento reforzaron la noción de qué tan difícil será para los países europeos reducir sus enormes deudas y cuadrar sus presupuestos.

Los 17 países que manejan el euro crecieron a duras penas un pobre 0,2% durante el tercer trimestre, lo que cumple con las expectativas pero no obstante resulta decepcionante para los inversionistas que buscaban cualquier indicio de que Europa está a la altura del titánico reto que enfrenta. Ante los números, varios economistas creen que la eurozona podría caer de nuevo en una recesión en los próximos meses.

Si bien las cifras de crecimiento del martes no incluyen cálculos para Grecia e Italia, claramente aumentaron las preocupaciones de los inversionistas sobre estos dos países. Ambos requieren desesperadamente crecer para salir de sus respectivas crisis.

Las malas noticias arrastraron consigo a los mercados europeos y al euro por segundo día consecutivo. En Francia, el CAC-40 cayó 1,8% para 3.054, mientras que el DAX alemán retrocedió el mismo porcentaje para llegar a 5.875. Las acciones del índice británico FTSE bajaron 1% para 5.465,33.

Mientras tanto, el euro bajó 0,7 % para colocarse en 1,3536 de dólar.

Antes, las bolsas asiáticas se mostraron a la baja en su mayoría por preocupaciones ante la capacidad de Italia de un crecimiento económico suficiente para pagar su multimillonaria deuda.

El crudo rondaba los 98 dólares el barril mientras que el dólar subía con respecto al euro, pero se mantenía estable ante el yen.

El índice Nikkei 225 del Japón perdió 0,7% para cerrar en 8.541,93. El índice Kospi de Corea del Sur bajó 1% para quedar en 1.886,12 y el Hang Seng de Hong Kong descendió 0,8% a 19.348,44.

Las bolsas de Australia, China, Taiwan y Singapur también bajaron.

Los mercados registraron ganancias en días pasados mientras Italia y Grecia formaban nuevos gobierno y tomaban medidas consideradas positivas para superar sus problemas de deuda.

Pero la primera señal de preocupación se suscitó el lunes cuando el gobierno italiano vendió bonos a cinco años con un interés de 6,29%, la más alta tasa de interés desde 1997. Italia pagó una tasa menor de 5,32% en un remate similar sólo el mes pasado.

El incremento es una señal de que los bancos y otros compradores de bonos siguen preocupados por la capacidad de Italia de poder pagar sus deudas en momentos en que la economía del país esta estancada.

En Nueva York, el Dow bajó el lunes, 0,6% para cerrar a 12.078,98. El índice Standard & Poor's 500 bajó 1% a 1.251,79. El índice compuesto Nasdaq perdió 0,8% a 2.657,22.

El contrato del crudo para entrega en diciembre tuvo alza de 10 centavos a 98,24 dólares el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York. El contrato perdió 85 centavos con respecto a 98,14 dólares el lunes en Nueva York.