El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, presentó el martes su apelación a la corte superior británica contra su extradición, informó la Oficina Judicial.

El 2 de noviembre, dos jueces rechazaron la apelación de Assange a su extradición a Suecia para responder a denuncias de violación y acoso sexual.

Assange alegará en una audiencia el 5 de diciembre que la Corte Suprema debe entender en su extradición por tratarse de un asunto de importancia pública.

El portavoz de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, se negó a explicar por qué Assange decidió pedir la audiencia, ya que desconocía los detalles.

"Este es un asunto personal, no de WikiLeaks", dijo Hrafnsson a The Associated Press. "Este es un asunto aparte de la organización".

Assange está libre bajo fianza en virtual arresto domiciliario, y se aloja en la residencia de un simpatizante en el sur de Inglaterra.

Los abogados de Assange no pudieron ser contactados inmediatamente explicar el motivo de la "importancia pública" esgrimida.

Si la Corte Suprema rechaza su pedido, los expertos consideran que la extradición será prácticamente inevitable.

Las denuncias contra Assange datan de una visita a Suecia en agosto del 2010, poco después que su organización difundió documentos estadounidenses secretos sobre la guerra en Afganistán. Dos mujeres lo acusaron: una por coerción y otra por haber supuestamente mantenido una relación sexual con ella mientras dormía.

La fiscalía sueca no ha acusado a Assange de delito alguno pero ha exigido que regrese a Suecia para ser interrogado.

Assange niega los cargos y afirma que las relaciones sexuales fueron consensuales. Ha insistido en que las acusaciones tienen motivaciones políticas.

Estados Unidos y otros gobiernos han manifestado indignación de que WikiLeaks haya ventilado sus secretos. Otros lo han elogiado como paladín de la libertad de expresión.

______

Cassandra Vinograd está en http://twitter.com/CassVinograd