Uruguay cerrará el martes un brillante 2011 cuando enfrente a Italia en un partido amistoso en el Estadio Olímpico.

El actual campeón de América termina el año como líder de las clasificatorias sudamericanas con siete puntos, luego de sus victorias sobre Bolivia (4-2) y Chile (4-0), más su empate de visita ante Paraguay (1-1).

En la clasificación de la FIFA, Uruguay figura en el cuarto lugar, dos puestos por encima de Italia.

La "Celeste", que fue cuarta en el Mundial de Sudáfrica 2010, ha quedado como el equipo latinoamericano mejor ubicado en la clasificación mensual, por encima de Brasil y Argentina.

"Cada vez miramos la página de la FIFA para ver si es verdad que somos cuartos. No se podía imaginar antes de Sudáfrica", afirmó el técnico de Uruguay Oscar Washington Tabárez en una rueda de prensa el lunes.

Con goles de Mario Balotelli y Giampaolo Pazzini, Italia viene de ganarle 2-0 a Polonia en Breslavia.

"Este partido es nuestro examen más importante desde que soy seleccionador", dijo el técnico italiano Cesare Prandelli. "Son uno de los equipos más fuertes del momento, hace unos meses ganaron la Copa América, y cuentan con jugadores de mucho talento y personalidad".

Tabárez se mostró muy cauteloso con Italia, a la que definió como "una potencia mundial".

"Este partido forma parte de un proyecto de jugar contra los grandes equipos e Italia es una potencia mundial y sabemos todo de su tradición futbolística y de su intento de renovar la selección uniendo jugadores jóvenes con otros con experiencia", dijo Tabárez.

También excluyó que se señale a Uruguay como más fuerte que Italia: "Se dice, pero nosotros no lo debemos pensar y lo que debemos hacer es mejorar", indicó.

La "Celeste" tendrá de baja a su máxima figura, el atacante Diego Forlán. El jugador del Inter de Milán se recupera de una lesión.

Tampoco contará con el delantero Luis Suárez, autor de los cuatro goles en la goleada 4-0 sobre Chile del viernes pasado, quien sufrió una contractura en el primer tiempo de ese encuentro.

Tabárez calificó como un "honor la invitación de jugar con Italia y esperamos de hacer un buen partido y de defender la imagen que nos hemos ganado merecidamente".

Después de más de nueve años, Italia y Uruguay se vuelven a enfrentar. El último encuentro amistoso se disputó el 17 de abril de 2002, un empate 1-1 en Milán.

En la historia de los dos países se registra un equilibrio absoluto con dos victorias y tres empates por parte.

El partido servirá para celebrar los 150 años de la unificación italiana.

Se prevé que Uruguay formaría con Fernando Muslera en el arco; Martín Cáceres, Diego Lugano, Diego Godín y Alvaro Pereira en defensa; Maximiliano Pereira, Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos y Cristián Rodríguez en mediocampo; Edinson Cavani y Sebastián Fernández en el ataque.