La Unión Europea adoptó el lunes nuevas normas para el uso de los escáneres en los aeropuertos, con la intención de despejar las preocupaciones sobre la violación a la intimidad que habían demorado su uso en el continente.

Siim Kallas, comisionado de transporte de la UE, dijo que según las reglas, la tecnología sólo se usará con estrictas garantías para proteger la salud y los derechos fundamentales.

"Los escáneres de seguridad no son una panacea pero ofrecen una posibilidad real de reforzar la seguridad de los pasajeros", afirmó.

Los escáneres, algunos de los cuales producen imágenes de los pasajeros como si estuvieran desnudos, son usados en Estados Unidos y otros países como un modo más efectivo que los detectores de metal.

La tecnología de esos dispositivos se está desarrollando rápidamente y tiene el potencial de reducir significativamente los cacheos. Las máquinas más modernas están equipadas con programas que exhiben los contornos del cuerpo humano, con un recuadro rojo en torno del área donde el pasajero puede ocultar un objeto.

Los países miembros de la UE y sus aeropuertos no tienen la obligación de usar escáneres de seguridad, pero si deciden usarlos tendrán que cumplir con las normas operativas de la unión.

Según la nueva ley de la UE, los escáneres de seguridad no deben almacenar ni copiar ninguna de las imágenes y el equipo de seguridad que analiza las imágenes debe estar en una habitación separada del sitio donde se efectúa la inspección. Además, los pasajeros deben ser informados y tener el derecho a escoger un modo alternativo de revisión.

Para no arriesgar la salud de los pasajeros, los aeropuertos de la UE solamente deben usar escáneres que no usen tecnología de rayos equis.

___

Siga a Slobodan Lekic en http://twitter.com/slekich