La Unión Ciclista Internacional impidió la realización del acto de presentanción del ciclista español Alejandro Valverde como nuevo integrante del equipo Movistar debido a que aún le falta cumplir un mes y medio de una suspensión por dopaje.

Movistar informó el lunes que debió cancelar el acto que se había programado para el martes, luego que la UCI no permitió la presencia de Valverde "en virtud de una interpretación de la normativa internacional".

El equipo dijo en un comunicado difundido el lunes que se encuentra "en profundo desacuerdo" con la determinación de la UCI.

Según Movistar, "nos vemos obligados a acatarla ante las sanciones que su incumplimiento pudiera acarrear".

Valverde, campeón de la Vuelta de España 2009, completará en enero una sanción de dos años. El castigo se produjo cuando las autoridades italianas lograron cotejar una muestra de sangra que se le tomó a Valverde en el Tour de Francia 2008 con una bolsa de sangre que incluía la sustancia EPO y que fue encontrado en una clínica de Madrid durante la trama de la Operación Puerto.

Valverde era el número uno del ránking de la UCI cuando el Tribunal de Arbitraje Deportivo ratificó su suspensión. El fallo del TAS anuló los resultados de Valverde durante el 2010, incluyendo su título en el Tour de Romandie y el segundo puesto en la París-Niza.