Fuerzas de seguridad afganas mataron el lunes a un terrorista potencial frente a la sede de una próxima reunión de líderes regionales y tribales en Kabul, informó el gobierno afgano.

El hombre llevaba una bomba en una caja cerca de la entrada al lugar donde se celebrará la reunión, pero fue muerto a disparos antes de que pudiera detonar el explosivo, dijo el portavoz del ministerio del Interior Sediq Sediqi. Dos cómplices fueron detenidos, agregó el servicio de espionaje afgano en un comunicado.

Se espera que al encuentro tradicional, denominado Loya Jirga, asistan cerca de 2.000 participantes de todo el país, quienes analizarán las actuales negociaciones para un futuro acuerdo de asociación estratégica entre Afganistán y Estados Unidos, así como los esfuerzos para la reconciliación con los talibanes.

Reuniones anteriores han sido blanco de extremistas y los rebeldes afganos parecen tratar de minar la confianza de los posibles asistentes.

Previamente, un sitio de internet administrado por los talibanes afgano había afirmado que tenía en su poder los planes de seguridad del gobierno para la próxima reunión nacional en Kabul. Sin embargo, el gobierno afgano desechó la afirmación por no tener base.

El Ministerio del Interior dijo el domingo en una declaración que los talibanes desean atemorizar a los afganos que tradicionalmente participan en la Loya Jirga a fines de este mes.

Los talibanes se jactaron de tener en su poder mapas y documentos que les permitirán lanzar ataques de precisión durante la reunión.

Una traducción del mensaje fue publicado el domingo por la noche por una organización estadounidense que vigila sitios de los milicianos.

Por otra parte, funcionarios del gobierno dijeron haber arrestado al portavoz del Talibán Zabiulá Mujahid en el este del país.

El vocero del ministerio del Interior, Sediq Sediqi, dijo que se cree una persona arrestada el lunes en el distrito de Sar Hawza, en la provincia de Paktika en el este afgano, podría ser Mujahid.

Dijo que la policía afgana arrestó al sospechoso y lo entregó al servicio de inteligencia afgano para que realice una mayor investigación.

Paktika, que limita con Pakistán, es un bastión de la insurgencia y de la red Haqqani, un grupo afiliado a al-Qaida.

___

El periodista de The Associated Press Amir Shah contribuyó a este despacho desde Kabul.