Dos obras de los pintores modernos estadounidenses Edward Hopper y Milton Avery realizadas con sendos paisajes de México como fondo se subastarán en Nueva York el próximo primero de diciembre, informó hoy Sotheby's.

"Las dos obras fueron realizadas exactamente en el mismo año, en 1946, en los viajes que separadamente realizó cada uno de ellos a México", dijo una portavoz de la firma, que resaltó la coincidencia.

Hopper (1882-1967) y su esposa Jo decidieron en 1943 escapar del tenso ambiente que en Nueva Inglaterra se vivía por el impacto de la Segunda Guerra Mundial y pasar los veranos en México, donde descubrieron la ciudad de Saltillo, que luego inspiró al artista una serie de acuarelas.

La portavoz de la firma destacó que la particularidad de los trabajos de Hopper es que "todos ellos son exteriores y están pintados después de la cinco de la tarde", como ocurre con "Construction in Mexico" (1946), cuyo valor se ha estimado entre 800.000 y 1,2 millones de dólares.

Avery (1885-1965), uno de los pintores modernos estadounidenses más destacados, viajó también en 1946 a México, en donde permaneció durante tres meses y que le inspiró "Crucifixion", valorado en la actualidad entre 1 y 1,5 millones de dólares.

Esa obra, según la firma, "ejemplifica su capacidad para realizar trabajos atractivos para audiencias serias y populares, al tiempo que responde al diálogo contemporáneo que a nivel cultural tuvieron en esos años Estados Unidos y México".

La pintura refleja a una mujer rezando en la iglesia de San Miguel de Allende frente a un crucifijo.