El presidente de EEUU, Barack Obama, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, abordaron hoy asuntos como el acuerdo de libre comercio para Asia Pacífico conocido como TPP y el oleoducto Keystone XL.

Según informó la Casa Blanca, ambos mandatarios se reunieron hoy en una bilateral al margen de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) en Honolulu (EEUU), después de que se canceló el sábado la trilateral prevista para hoy con el presidente mexicano, Felipe Calderón.

Calderón canceló su presencia en Honolulu tras la muerte en accidente de helicóptero de su ministro de Gobernación, Francisco Blake Mora.

En su encuentro, Obama, que invitó a su interlocutor a visitar Washington a principios de diciembre, expresó su satisfacción por el anuncio canadiense de que buscará sumarse al TPP, una iniciativa promovida por EEUU que tiene el objetivo último de crear un área de libre comercio para la región de Asia Pacífico.

Además de los nueve países ya miembros (EEUU, Perú, Chile, Malasia, Australia, Nueva Zelanda, Brunei, Vietnam y Singapur) durante esta reunión han indicado su intención de adherirse Japón, Canadá y México.

"El deseo de Canadá de consultar con los socios del TPP demuestra el creciente impulso y dinamismo de este esfuerzo ambicioso para la integración económica en el Pacífico", explicó la Casa Blanca.

Según esta fuente, Obama y Harper abordaron la importancia de cumplir los principios del TPP sobre la liberalización comercial y de resolver los problemas pendientes sobre comercio e inversiones en el proceso de negociación.

EEUU aspira a contar con un texto legal que defina el TPP, o Acuerdo Estratégico Trans Pacífico para la Cooperación Económica, para el próximo verano.

Además de abordar la situación en Afganistán y Libia, los dos mandatarios hablaron también de la decisión estadounidense de evaluar una ruta alternativa para el oleoducto Keystone XL de la canadiense TransCanada, que pretende trasladar petróleo desde Canadá hasta el golfo de México.

La ruta que se planteaba hasta ahora, atravesando el área de Sand Hills en el estado de Nebraska, había suscitado las protestas de las organizaciones ecologistas.

TransCanada ha dicho que cualquiera demora del Gobierno de EEUU en la decisión le ocasionará la pérdida de clientes y un aumento de costos del oleoducto, valorado en 7.000 millones de dólares.

Los dos líderes también expresaron sus condolencias al Gobierno mexicano y los familiares de las víctimas del accidente que se cobró la vida del ministro Blake Mora y declararon su interés por celebrar en nueva fecha la reunión trilateral.