La fortuna que Jon Corzine amasó como director de Goldman Sachs se ha convertido en un blanco atractivo para los inversionistas que se vieron perjudicados por el desplome de MF Global, la firma de corredores que dirigió hasta principios de este mes.

Y Corzine no es el único que podría estar financieramente vulnerable después de la octava mayor bancarrota en la historia de Estados Unidos. También lo son otros altos ejecutivos de MF Global, su auditora PricewaterhouseCoopers y algunos grandes bancos de Wall Street.

Aun la misma MF Global, que no puede ser demandada mientras goce de la protección de la declaratoria de quiebra, podría demandar a sus ex ejecutivos.

Corzine y otros altos ejecutivos probablemente comparten una póliza de seguro para cubrir posibles demandas en contra de ellos. Pero los expertos dicen que las indemnizaciones potenciales bien podrían exceder los límites de sus pólizas.

Las quiebras empresariales son "la pesadilla de los litigios: todo el mundo termina demandando a todo el mundo", comentó Charles Elson, profesor y director del Centro Weinberg para la Dirección Corporativa, en la Universidad de Delaware.

La litigación privada ya ha comenzado. Por lo menos se han interpuesto dos demandas colectivas en nombre de los accionistas de MF Global contra Corzine y otros tres altos ejecutivos. Acusan a la firma y sus altos funcionarios de hacer declaraciones falsas y engañosas sobre la situación financiera de la empresa, sus controles internos y sus balances de efectivo.

MF Global solicitó la protección de quiebra el 31 de octubre después de apostar a las deudas de gobiernos europeos. En sólo una semana, los inversionistas en acciones perdieron unos 585 millones de dólares, dicen los accionistas.

Todavía se desconoce el destino de más de 600 millones de dólares en fondos de los clientes. Los reguladores dicen que MF Global retiró el dinero de las cuentas de los clientes.

Nadie en la firma ha sido acusado de un delito o transgresión civil. Pero los reguladores, el FBI y otros investigadores penales investigan el fracaso de MF Global, y Corzine ha contratado a un prominente abogado defensor.

Una firma de relaciones públicas contratada por Corzine se negó a formular comentarios el lunes. Una vocera de MF Global tampoco comentó nada. Y el abogado de Corzine no respondió inmediatamente un llamado que se le hizo.

No está clara la fortuna de Corzine. Gastó casi 100 millones de dólares de su fortuna para ganar una banca en el Senado nacional y la gobernación de Nueva Jersey. En el 2005 se calculaba que su fortuna oscilaba entre 125 y 175 millones de dólares.