China reclamó un nuevo territorio a menos de 80 kilómetros (50 millas) de una provincia filipina, aumentando las tensiones sobre áreas potencialmente ricas en recursos en el Mar del Sur de China, pero Filipinas rechazó el reclamo, dijo el lunes un funcionario en Manila.

El subsecretario de Energía José Layug hijo le dijo a The Associated Press que China protestó contra un plan de Filipinas de explorar la zona en busca de petróleo y gas natural. La zona es el punto más cercano en aguas frente a las islas principales filipinas que China ha reclamado, en una disputa territorial cada vez más tensa.

Beijing ha estado reafirmando sus reclamos territoriales de forma más activa, a medida en que aumenta su poder económico y diplomático.

Sus nuevos reclamos casi seguramente aumentarán la determinación de Filipinas de demandar un fallo de la ONU sobre las disputas en el Mar del Sur de China, que involucran a China, Filipinas y otros cuatro reclamantes.

Entre las áreas disputadas están las islas Spratlys, una cadena de 190 islas, arrecifes coralinos y bancos de arena que se piensa están encima de grandes reservas de gas y petróleo y que muchos temen pudieran ser el próximo foco importante de conflicto en Asia.

Se espera que el asunto sea discutido el miércoles en Manila durante una visita de la secretaria de Estado norteamericana Hillary Rodham Clinton.