El ciclista español Alberto Contador podrá enterarse en enero si retendrá su victoria en el Tour de Francia del 2010 o se le arrebatará el título por dopaje.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) informó el lunes que el fallo va a ser emitido a inicios del 2012, luego de una audiencia de cuatro días sobre el caso la semana próxima.

Contador deberá comparecer ante el máximo tribunal deportivo en Lausana, Suiza, a partir del lunes próximo para presentar su defensa de que el consumo de carne contaminada causó el resultado positivo de clembuterol.

El secretario general del TAS, Matthieu Reeb, dijo que un panel de tres miembros seguramente necesitará "de seis a ocho semanas" para dar a conocer su fallo.

"Es un período normal para un caso tan complejo", le dijo Reeb a la AP en una entrevista teléfonica.

A Contador se le detectó clembuterol en los últimos días del tour.

La Unión Ciclista Internacional y la Agencia Mundial Antidopaje presentaron la apelación ante la corte en Lausana, luego que la federación de ciclismo de España exonerase a Contador en febrero.

El código antidopaje clasifica al clembuterol, un agente anabólico que ayuda a quemar grasa y aumentar la masa muscular, como una sustancia totalmente prohibida.

Sin embargo, los atletas pueden ser exonerados si demuestran cómo la consumieron y que no fue culpa de ellos. Contador afirma que consumió carne de res española contaminada con la droga.

Si es declarado culpable, Contador pudiera quedar suspendido por dos años y perdería sus títulos del Tour del 2010 y el del Giro de Italia del 2011.

Las reglas del TAS permiten que emita fallos con un trámite más rápido, con detalladas razones más tarde, si todas las partes lo aceptan.

"No existe un pedido así. No hay necesidad especial de premura", dijo Reeb.

El caso de Contador se ha demorado dos veces luego que abogados de ambas partes pidiesen al tribunal más tiempo para prepararse. Audiencias programadas para junio y agosto fueron aplazadas.