América Latina se encuentra en una posición sólida para enfrentar los embates de la crisis europea, pero no es inmune, expresaron el lunes expertos económicos y financieros.

"El escenario central (de América Latina) es todavía positivo. En general, la situación fiscal, el endeudamiento público, la cuenta corriente ... lucen extremadamente satisfactorio", manifestó Nicolás Eyzaguirre, director del departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Esta vez contamos con balances suficientemente fuertes para resistir los cambios de viento, pero ciertamente no somos inmunes", manifestó el ex ministro de finanzas de Chile refiriéndose a Latinoamérica.

Eyzaguirre fue uno de los principales oradores de la 45ta Asamblea Anual de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), una de las reuniones más importantes de banqueros de América Latina.

El encuentro de tres días, organizado por la Asociación de Banqueros Internacionales de la Florida (FIBA) y Felaban, congrega a empresarios, académicos, expertos del sector privado y funcionarios de la región en una serie de paneles y discusiones sobre temas económicos y financieros de actualidad.

Oscar Rivera Rivera, el presidente de la Federación, expuso los problemas que enfrentan las finanzas europeas, lo cual contrastó "con la posición fiscal de América Latina, quien tiene suficiente munición para atender desde el frente de las finanzas públicas los embates de una caída de la producción y la demanda".

El banquero peruano dijo que Latinoamérica "es por primera vez un observador de la crisis".

Pero al igual que Eyzaguirre, advirtió que "el buen momento de la economía y de la banca (de Latinoamérica) no son ni mucho menos un parte de victoria que implique que ante una situación adversa somos inmunes".

Los especialistas señalaron que la región debe seguir con atención lo que suceda en Asia, cuyos coletazos sí se sentirían con más fuerza en los países latinoamericanos. Si economías como las de India y China se desaceleran, "la situación se puede complicar", advirtió Rivera.

Eyzaguirre explicó que el impacto de Asia en América Latina "es muy importante porque Asia es la que determina, fundamentalmente sobre la base del nivel de su actividad, el precio de los commodities (materias primas), y los commodities son la fuente de divisas más importante para la mayoría de los países de Latinoamérica, sobre todo en Sudamérica", expresó el funcionario del FMI.

Durante su exposición, Eyzaguirre aclaró que el escenario positivo en Latinoamérica supone que la crisis europea está contenida y que la situación de Estados Unidos no provoca un contagio en los países emergentes del Asia.

En este escenario, la economía Latinoamericana crecería un 4% en el 2012, levemente por debajo del 4,5% previsto para el 2011 por el FMI.

Moisés Naim, ex ministro de industria y comercio de Venezuela y actual experto de la organización no gubernamental Carnegie Endowment for Internacional Peace en Washington, aseguró que "América Latina tiene hoy el mejor sistema financiero del mundo" y lo atribuyó a 38 catástrofes del sector que atravesó la región entre 1980 y el 2003.

"Las autoridades (de los países latinoamericanos) ya han visto esta película 38 veces. Son cosas nuevas para los amigos europeos, para nosotros no", manifestó el analista venezolano, en un intento por explicar por qué la región está mejor preparada ahora para los embates que llegan desde el exterior.