El ex líder sindical paraguayo Alan Flores, procesado por presunta complicidad en préstamos bancarios fraudulentos, pidió refugio en Argentina alegando persecución política.

La abogada del ex sindicalista, María José Flores, confirmó el lunes la presentación de una nota ante la jueza de ejecución de sentencia Ana María Llanes comunicando que su cliente se encontraba en Argentina.

"Mi cliente solicitó refugio político ante el departamento de refugiados del Ministerio del Interior de la Argentina y el 6 de junio pasado se le concedió la radicación temporal", explicó la defensora.

Flores especificó que la solicitud de asilo obedece a una supuesta persecución política "instrumentada en juicio penal, donde se halla quebrado el Estado de Derecho, condenando a inocentes" en alusión a los siete años de cárcel que debe cumplir su defendido.

La jueza Llanes ordenó el 8 de noviembre la captura de 21 personas, entre ellas el ex dirigente, condenadas a diferentes penas por su participación en préstamos fraudulentos del Banco Nacional de Trabajadores, actualmente en quiebra, en los años noventa. Los condenados habían solicitado un préstamo de tres millones de dólares para la construcción de viviendas populares y un cementerio. Ninguno de los emprendimientos inmobiliarios se realizó y el dinero desapareció.

Los condenados no habían ingresado a la penitenciaría Tacumbú, de Asunción, porque habían apelado sus sentencias; pero al ser rechazadas las reconsideraciones Llanes ordenó a la policía la captura.

La jueza Llanes resolverá si solicita a la cancillería la extradición del ex sindicalista.