España estudia hacer una "aportación extra" a la Unesco después de que EEUU haya retirado su aportación financiera tras la entrada de Palestina en esta agencia de la ONU, aunque confía en que el país norteamericano rectifique su decisión, dijo hoy la ministra española de Cultura, Ángeles González-Sinde.

"Estudiaremos la posibilidad de hacer esa aportación extra. De todas maneras yo confío en que Estados Unidos vea la posibilidad de cambiar de opinión", declaró la ministra, preguntada por el llamamiento de urgencia que ha hecho la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

González-Sinde aseguró que "los objetivos y las estrategias de la Unesco son plenamente compartidas por Estados Unidos" por lo que "lo deseable" sería que pudiera regresar.

La responsable española de Cultura destacó, además, que "España es uno de los países más activos" en la Unesco no solo por que es uno de los Estados "con más bienes declarados Patrimonio (de la Humanidad)" sino porque es de los que "más activamente participa en los programas".

"Siempre hemos tenido previsto seguir esos programas y hacer inversiones importantes", añadió González-Sinde ante la prensa, durante la presentación de un coloquio sobre el "nuevo humanismo".

El pasado 31 de octubre, la Asamblea General de la Unesco votó a favor de la entrada de Palestina en la organización, lo que motivó que EEUU retirase su financiación a esta agencia de la ONU, que se ha visto privada de un 22 % de su presupuesto.

El pasado jueves, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, comunicó que había congelado hasta fin de año todos los programas de la Unesco, que se enfrenta a un déficit de 65 millones de dólares.

Bokova propuso a los estados miembros una contribución solidaria y proporcional para elevar un 10 % el fondo de funcionamiento de la organización, así como una fórmula de "adelantos voluntarios" que se reembolsarían posteriormente, entre otras decisiones para recortar los gastos y conseguir nuevos ingresos.