La Unión Europea (UE) confirmó hoy su intención de reforzar lazos con Túnez tras la celebración de elecciones democráticas, calificadas por los Veintisiete como un punto de inflexión para el país y la región.

"La UE está lista para profundizar e intensificar su compromiso con las nuevas autoridades elegidas y con la sociedad civil para la puesta en marcha de reformas que den respuestas concretas a las aspiraciones legítimas del pueblo", han indicado los ministros de Asuntos Exteriores en un texto aprobado hoy.

Entre las áreas de apoyo que menciona la Unión figuran la inmigración y movilidad de los ciudadanos, el comercio y la construcción de instituciones democráticas.

"La UE confirma su compromiso para lanzar negociaciones sobre un acuerdo completo de libre comercio", señala el texto como propuesta más concreta.

Túnez, país que inició la llamada primavera árabe, es el socio del norte de África que para la Unión Europea está avanzando más rápidamente y que puede servir de ejemplo a otros estados, por lo que es a quien ha ofrecido por ahora un mayor acercamiento.

El documento aprobado hoy alaba el desarrollo de las elecciones a la Asamblea Constituyente celebradas el pasado 23 de octubre, ganadas por el partido islamista Al Nahda y confía en que Túnez establezca un marco constitucional basado en los principios de la democracia, el respeto de las libertades fundamentales y el estado de derecho, los derechos humanos, la igualdad de género y la no discriminación.