La presidenta Dilma Rousseff anunció el lunes acciones del gobierno para enfrentar la saturación de los servicios de emergencia y la falta de camas en los hospitales públicos brasileños.

La gobernante indicó que dos programas pretenden hacerle frente a esos problemas, considerados entre los más graves de la salud pública del país sudamericano.

El programa "SOS Emergencias" buscará agilizar y mejorar la calidad de la atención de emergencia en los centros de salud pública, mientras que "Mejor en Casa" apunta a dar atención médica a domicilio para pacientes que necesitan ser internados, para reducir la disputa por lechos en los hospitales.

"Brasil es el único país del mundo con más de 100 millones de habitantes que asumió el desafío de tener un sistema universal, público y gratuito (de salud) y nosotros queremos que sea de calidad", expresó Rousseff en su programa radial semanal Café con la Presidenta.

Aseguró que de los 190 millones de habitantes de Brasil, 145 millones dependen de la atención del Sistema Unico de Salud, la red pública de atención médica del país.

No obstante, la prensa revela con frecuencia los problemas que padecen las personas que pasan horas esperando ser atendidas en los servicios de emergencia.

También se ha vuelto común ver imágenes de hospitales públicos con camas en los corredores por falta de espacio o de personas acostadas en camas improvisadas.

Según Rousseff, "SOS Emergencias" comenzará a ser aplicado en los servicios de urgencia de 11 hospitales para ser extendido a 40 hospitales hasta 2014.

Para ello contará con una inversión de 10.680 millones de dólares en los próximos tres años para mejorar la gestión de los hospitales, entrenar personal, ampliar las unidades de cuidados intensivos y aumentar la red de ambulancias y centros de atención de urgencia de 24 horas.

El programa "Mejor en Casa" recibirá 568 millones de dólares para contratar 1.000 equipos de atención médica a domicilio y otros 400 de apoyo, con lo cual 60.000 pacientes podrán ser atendidos en sus casas, según Rousseff.