Los investigadores Román Gubern y Luis Gasca reeditan "El discurso del cómic", la primera enciclopedia de este género en España que salió a la venta en 1988, actualizada ahora con un capítulo adicional sobre el manga y con nuevos textos que analizan la evolución del tebeo en los últimos veinte años.

"Es un análisis de la transformación del cómic desde sus inicios a finales del siglo XIX, cuando era un género de entretenimiento para niños, hasta hoy, cuando ya se considera lectura para adultos y se ha convertido en un elemento fundamental de la cultura de masas", explica Gubern (Barcelona, 1934) a Efe.

Publicado en 1988, el libro agotó cuatro ediciones y después desapareció de las tiendas, aunque "ha sido utilizado durante estos años en diversas facultades españolas de Bellas Artes como manual de estudio", dice.

Ahora, "El discurso del cómic" (Cátedra) vuelve a estar disponible para que todo el que quiera pueda disfrutar aprendiendo que muchas de las convenciones que utilizan los genios del tebeo proceden de otros medios como la pintura, la caricatura o la novela.

"Los globos o bocadillos que sirven para incluir los diálogos ya se habían inventado con anterioridad, se utilizaban en la pintura cristiana en la Edad Media para explicar a la gente las conversaciones que tenían los personajes", señala el fundador del Instituto Cervantes en Roma y Doctor en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Así, en poco más de 500 páginas, esta extensa enciclopedia invita al lector a emprender un apasionante viaje por los recursos lingüísticos y símbolos utilizados por los historietistas como las líneas punteadas que expresan movimiento o el uso de puñales, martillos y culebras que sustituyen palabras malsonantes en una disputa.

La descomposición de la imagen para construir movimiento, la voz en off de personajes que se encuentran fuera de los límites de la viñeta, o la utilización del zoom son algunos de los temas sobre los que reflexionan Gubern y Gasca en los 26 capítulos del libro.

Cerca de dos mil viñetas de gran tamaño y diversos textos explicativos se suceden a lo largo de las páginas para dar un repaso a las primeras viñetas decimonónicas, al nacimiento del cómic underground en los años sesenta o al impacto que tiene en la actualidad el manga japonés en este tipo de narrativa dibujada.

"El cómic underground marcó un antes y un después en la forma de dibujar. Subversivo, lujurioso, mal hablado y antisistema, fue un género rompedor, muy permisivo con las fantasías eróticas, que demostró que el tebeo también podía ser lectura habitual del público adulto", recuerda.

En cuanto al influjo del manga, Gubern explica que "el cómic siempre ha tenido cierta influencia asiática", pero que en los últimos años, la historieta nipona "ha cambiado el universo estético del cómic, supeditado ahora por completo a la cultura japonesa".

Lector habitual de cómics y admirador de maestros de la ilustración como Alex Raymond ("Flash Gordon") o Guido Crepax ("Valentina"), Gubern dedica especial atención también al cine, que durante años se ha rendido a los pies del cómic.

"El tebeo sirve de inspiración para el cine muchas veces. Superhéroes como Superman, Batman o Spiderman han saltado de las viñetas a la pantalla, y también ahora se sigue haciendo con las películas de Quentin Tarantino o recientemente con 'Las aventuras de Tintín'", asegura el autor de "Cien años de cine", ganadora del Premio de la Semana del Libro de Cine de Santander 1976.

En definitiva, "El discurso del cómic" es un libro erudito y entretenido, que aspira a ser el manual de referencia de estudiantes y profesionales del género.

Luis Gasga y Román Gubern publicaron en 2008 el "Diccionario de Onomatopeyas del Cómic" y ahora trabajan en un tercer volumen que se llamará "El cómic, de la A a la Z" y que verá la luz previsiblemente el próximo año.

Por Laura Serrano-Conde