La Policía antimotines desalojó el lunes a los manifestantes anti Wall Street que ocupaban un parque en Oakland, California, luego que otros agentes hicieron lo mismo horas antes en Portland, Oregón, donde decenas de personas fueron arrestadas.

La Policía de Oakland y agentes de varias otras ciudades del área de la Bahía de San Francisco rodearon el campamento en el centro de la ciudad aproximadamente a las 4:30 am (1230 GMT) e ingresaron al lugar a las 6 de la mañana. Poco después se vio a policías llevándose a manifestantes esposados.

La acción se produjo luego que la Policía expulsase a centenares de manifestantes de un campamento similar en Portland, Oregon, en una operación que resultó en más de 50 arrestos.

Las autoridades en Okland incrementaron sus llamados al desmantelamiento del campamento allí luego que un hombre fuese muerto a tiros el jueves cerca del lugar. La Policía emitió una cuarta orden de desalojo el domingo por la noche, diciéndole a los manifestantes que no podían acampar en la plaza.

En Portland, la Policía ingresó al campamento poco después del mediodía del domingo y expulsaron a los manifestantes a la calle, luego que decenas permaneciesen en el parque en desafío a una orden municipal. El alcalde Sam Adams había ordenado que el campamento fuese desalojado el sábado por la noche, diciendo que las condiciones eran insalubres y que el lugar atraía a drogadictos y ladrones.

En los arrestos, la Policía no empleó gas lacrimógeno, balas de goma ni otras de las llamadas armas no letales, dijeron las autoridades.

Luego de la redada, la cantidad de manifestantes aumentó gradualmente hacia la tarde. Para la noche, decenas de agentes con porras formaron filas para contener a los manifestantes. Las autoridades retrocedieron y los manifestantes marcharon por las calles.

En Oakland, manifestantes dijeron que la principal plaza estaba zumbando con rumores de la inminente acción policial y los acampados estaban discutiendo qué hacer y cómo proteger a quienes decidiesen quedarse.

"Oakland no tiene miedo. No tememos que nos quiten nuestras tiendas de campaña, que el movimiento sea obstaculizado, dijo Shon Kae, quien es parte del equipo de prensa del campamento.

___

Los periodistas de The Associated Press Terrence Petty en Portland, Josh Loftin en Salt Lake City, Jim Anderson en Denver y Andrew Dalton en Los Angeles contribuyeron a este despacho.