La selección de Inglaterra "reinó" el sábado sobre la de España con una nueva generación de jugadores que alimenta las expectativas de éxito de la escuadra inglesa en la Copa de Europa del próximo verano.

Este es el veredicto que hoy emite la prensa británica sobre el partido de ayer en Wembley, en que el equipo de Fabio Capello se impuso por 1 a 0 al combinado de Vicente del Bosque.

Para "The Sunday Telegraph", la selección inglesa se colocó "en la cima del mundo" con un conjunto de jugadores jóvenes -entre ellos Jack Rodwell, Phil Jones, Danny Welbeck o Kyle Walker- que son ahora la esperanza inglesa para la Eurocopa, según dijo el propio Capello en la rueda de prensa posterior al partido.

"Han demostrado que son jóvenes muy buenos, y eso es básico para la próxima Eurocopa. Jugaron sin miedo y con personalidad, estuvieron muy bien tanto física como técnicamente, y han demostrado que tienen un espacio en la selección absoluta", apuntó el italiano.

Ante las ausencias de jugadores clave en la selección inglesa como Wayne Rooney, Steven Gerrard, Jack Wilshere y John Terry, fue crucial la actuación de esas estrellas en ascenso para la primera victoria de Inglaterra sobre un campeón del mundo desde que se impuso a Argentina en 1980, señala el periódico.

En la misma línea, "The Sunday Times" declara que Inglaterra "reinó" sobre España al obtener su mejor resultado -el 1 a 0 marcado de cabeza por Frank Lampard en el minuto 49- desde que esa selección batió a Croacia por 5 a 1 en septiembre de 2009.

La prensa inglesa se muestra en general eufórica con la victoria del once inglés frente a los campeones del mundo, si bien también reconoce que el triunfo fue una sorpresa y señala que España no estuvo tan fina como en otras ocasiones.

"The Sunday Times" apunta que, aunque los de Del Bosque mostraron "parte del olfato y la habilidad que les ha convertido en uno de los mejores equipos de la historia del fútbol", les faltó "la intensidad y la concentración" que les hubiera permitido concretar esos atributos en un éxito más tangible.

Tampoco hay que olvidar, añade el rotativo, que se trataba de un amistoso, y España "ha dejado caer sus estándares" en otros partidos amistosos como contra Italia (2-1) o Portugal (4-0) disputados desde que ganó la Copa del Mundo.

El "Observer" habla del "poder de la amapola", en alusión a la amapola bordada en un brazalete negro que, eludiendo una negativa inicial de la FIFA, acabaron llevando los jugadores ingleses para conmemorar a los soldados británicos caídos en las guerras mundiales.

Este periódico subraya que el no muy inspirado juego de Inglaterra fue suficiente para vencer a un campeón del mundo que vino al estadio de Wembley como quien viene "de escapada de fin de semana".

La derrota de España en el amistoso de ayer y en otros anteriores -señala el reportero Paul Hayward- debe contraponerse a sus triunfos en la Eurocopa y la Copa del mundo y en los partidos clasificatorios de la Copa de Europa de 2012.

Por su parte, "The Independent on Sunday" sentencia que Inglaterra "dominó sobre la innovación española", pero matiza que el resultado "no fue tanto una victoria gloriosa (para los ingleses) como un cerco autoimpuesto" por los españoles.