La Conferencia Episcopal de la Región del Norte de África (CERNA) celebra su primera reunión desde el inicio de la llamada "primavera árabe" en la archidiócesis de Túnez, según informaron hoy a Efe fuentes de esa institución.

La CERNA reunirá durante cuatro días, a partir de hoy hasta el próximo miércoles, a los obispos y vicarios de los cinco países del Magreb (Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Mauritania, en calidad de observador).

Los obispos intercambiarán sus impresiones sobre los cambios acaecidos en la región desde que el pasado mes de enero se iniciaran las revueltas sociales que prendieron la chispa de la "Primavera Árabe" y que provocaron la caída de los regímenes de Túnez, Libia y Egipto.

Según dijo a Efe el miembro de la archidiócesis de Túnez, Ramón Echevarría, en la reunión se tratará el tema de la inmigración clandestina "con el objetivo de encontrar fórmulas para dar un trato más humano" a los inmigrantes.

Además, se tratará " los retos que suponen para la Iglesia atender al gran número de estudiantes de confesión cristiana originarios de países africanos que se instalan en países del norte de África".

Echevarría añadió que "cada año aumenta el número de estudiantes africanos en Marruecos, Argelia y Túnez, mientras que en éste último los estudiantes se distribuyen por otras ciudades universitarias, como las de Sfax, Kasserín y Gafsa, y no sólo en la capital".

"La instalación de miles de funcionarios del Banco Africano de Desarrollo (BAD) en este país ha supuesto un incremento de feligreses que demandan servicios religiosos y que acuden en gran número a las parroquias", señaló la fuente.