Los mexicanos se dirigieron a las unas el domingo a votar en el estado occidental de Michoacán, donde la hermana del presidente Felipe Calderón busca la gubernatura.

Votarán ademas por 40 diputados y 112 alcaldes, puestos que han sido blancos de docenas de ataques en los últimos dos años de la guerra contra el narcotráfico.

Sin importar a qué gobernador se elija en Michoacán, es probable que el partido que gane las elecciones considere el triunfo como un indicio de lo que se espera para vendrá para los comicios presidenciales de julio de 2012.

Luisa María "Cocoa" Calderón es candidata a la gubernatura por el estado natal de su familia, donde su hermano el presidente Felipe Calderón lanzó la lucha contra los cárteles de las drogas a finales de 2006.

Ella prometió promover la ofensiva de su hermano y encabezó la mayoría de las encuestas de opinión de cara a la elección del último estado donde habrá elecciones hasta que se realice la contienda presidencial.

Una victoria impulsaría la moral del Partido Acción Nacional (PAN), del cual muchos predicen que perderá la presidencia después de 12 años debido al cansancio de los electores con la violencia relacionada con los cárteles de la droga.

En el municipio de Cherán, las personas bloquearon el domingo las entradas a los delegados de urnas demandando que los dejaran llevar a cabo sus propias elecciones de acuerdo a sus "usos y costumbres". Los residentes han prometido defender su pueblo con rifles de narcotraficantes y leñadores.

El Instituto Electoral de Michoacán informó en un comunicado que no había condiciones para llevar a cabo elecciones en Cherán y que posteriormente se determinará cómo se llevarán a cabo.

Mientras tanto, en la ciudad de La Piedad, un correo electrónico que culpaba al partido del PAN de las muertes del narcotráfico y amenazaba a sus simpatizantes ha circulado y fue publicado en el periódico local A.M. "No usen playeras ni propagandas del PAN no queremos confundirlos y que haya muertes inocentes", advertía el correo.

El origen del correo era incierto, pero se se registró 11 días después del asesinato del alcalde Ricardo Guzmán, cuando repartía volantes de varios candidatos, incluyendo Luisa Maria Calderón.

El PAN nunca ha ganado la gubernatura de Michoacán, donde los cargos federales y el voto presidencial han estado dominados por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) desde el año 2000. Los puestos locales han estado divididos entre el PRD y el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Calderón enfrenta al candidato perredista Silvano Aureoles Conejo y al alcalde de Morelia, el priísta Fausto Vallejo Figueroa.

El PRI busca una victoria para dar impulso a su intento por recuperar la presidencia en 2012. Entre sus precandidatos se encuentra el popular ex gobernador del Estado de México Enrique peña Nieto.El partido perdió la presidencia ante el PAN en el 2000 después de gobernar durante 71 años.

"Sin importar quién gane, su partido argumentará que lo necesita para 2012, en especial los que actualmente están en desventaja —PAN y PRD", dijo Shannon O'Neil, experto en Latinoamérica para el centro estadounidense de análisis Council on Foreign Relations.

El alguna vez dominante PRD está en desventaja frente a los otros dos partidos importantes en la contienda por Michoacán, de acuerdo con las encuestas. Como partido gobernante desde hace una década en el estado, ha sido criticado por no frenar la violencia relacionada con los cárteles de la droga y algunos de sus candidatos a legislador han sido acusados de tener lazos cercanos con el crimen organizado.

Follow us on twitter.com/foxnewslatino
Like us at facebook.com/foxnewslatino