El principal portavoz de la milicia talibán, Zabiulá Muyahid, aseguró hoy que su movimiento es más fuerte que cuando hace diez años fue desalojado del poder porque, argumentó, ha "ganado experiencia política y militar".

"Ahora podemos actuar en la totalidad del país", afirmo Muyahid en declaraciones realizadas a Efe vía telefónica desde un lugar no precisado de la frontera entre Pakistán y Afganistán, al cumplirse una década de la caída del régimen talibán en Kabul.

El portavoz insurgente puso de ejemplo: "somos capaces de desestabilizar cualquier región, incluido el valle del Panjshir", al norte de la capital afgana y en el que la milicia talibán nunca pudo operar durante los cinco años en que ocupó el gobierno.

Muyahid atribuyo la caída del régimen talibán "solo a la invasión de las tropas extranjeras", y adelantó que la insurgencia continuará "mientras haya fuerzas ocupantes, el país no siga los preceptos del islam y los americanizados tengan el poder".

"La guerra santa es el único modo de cambiar esa situación y traer prosperidad a la gente", dijo.

Califico de "farsa" el proceso de reconciliación nacional que trata de poner en marcha el presidente Hamid Karzai, que tildó de "un espectáculo con el que trata de mostrar a la prensa internacional que es el hombre que traerá la paz a los afganos".

"Nunca tendrá éxito", auguró.

De acuerdo con fuentes de los servicios de inteligencia locales, el pseudónimo de Zabiulá Muyahid esconde la identidad de Qari Neser Ahmed, un medico que radicaría en la localidad paquistaní de Chamán, cercana a la frontera con Afganistán.

En la misma región se encuentra la ciudad de Quetta, donde según esas fuentes estaría refugiado el líder talibán, mula Omar.

"Ignoro si mas que hace diez años pero el movimiento talibán se siente fuerte", apunto a Efe un ex funcionario del régimen de los ahora insurgentes, Waheed Mozhdah, actual analista político en Kabul, donde ha escrito varios libros sobre su antiguo movimiento.

"Cuando el talibán se siente débil, calla. Cuando se siente fuerte, habla, como ahora", explico Mozhdah, que durante el lustro de gobierno talibán ejerció el cargo de director del departamento de Asuntos Asiaticos y Oriente Medio en el ministerio de Exteriores.

"Su discurso es como el de 1996, cuando tomaron el gobierno. El entonces presidente Burhanuddín Rabbani -asesinado por un talibán suicida el pasado septiembre-, les ofreció compartir el poder y rechazaron la oferta porque se sentían fuertes", explico Mozhdad.

"Tambien el presidente Karzai les ha ofrecido ahora compartir el poder, y han rechazado la oferta", anoto.

Y apuntó: "la razón es que se sienten fuertes".

Mozhdah no descartó que el movimiento talibán recupere el poder una vez que, de acuerdo con el calendario previsto, concluya en 2014 la retirada de las tropas internacionales que operan en el país y que comenzaron a replegarse de manera gradual el pasado julio.

"En Afganistán todo es posible", fue su respuesta.

"Son conscientes de que cuando estuvieron el gobierno cometieron errores", afirmó Mozhdah, que reveló que durante todo este tiempo no ha perdido el contacto con sus antiguos correligionarios, que "me llaman por teléfono de vez en cuando, sobre todo por la noche".

"Si recuperan el poder cambiarían algunas cosas respecto a su anterior régimen, pero -comentó- en esencia sería igual".

Por Alberto Masegosa