El presidente Ollanta Humala dijo que el segundo vicepresidente Omar Chehade, investigado por presunto tráfico de influencias, dejó de pertenecer a su gobierno.

"Ya no pertenece al Ejecutivo, por lo tanto nosotros no tenemos ninguna relación con él", dijo Humala en declaraciones desde Hawai donde participa en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico y publicadas el domingo por el diario El Comercio.

La Secretaría de Prensa de Palacio de Gobierno confirmó las declaraciones del mandatario desde Hawai.

La AP también llamó el domingo al teléfono celular del vicepresidente, pero no obtuvo respuesta. No ha realizado declaraciones públicas en la jornada.

Chehade, quien también es congresista por el partido oficialista, dijo el martes que se tomará una licencia en el Ejecutivo, pero que no renunciará mientras es investigado por la Fiscalía y el Congreso por el presunto delito de tráfico de influencias.

En el Parlamento la oposición exige su renuncia y la bancada oficialista lo separó durante la semana mientras es investigado.

El vicepresidente fue denunciado en octubre por convocar a jefes policiales para supuestamente influir a favor de un desalojo en una empresa azucarera envuelta en un litigio judicial entre dos grupos empresariales locales.

Al final, el desalojo no se produjo y el jefe policial que se negó a realizarlo fue jubilado de las fuerzas del orden.

Una encuesta nacional de la firma CPI a inicios de noviembre halló que 70,1% pide que Chehade renuncie a su cargo.

Humala dejó entrever e una entrevista publicada el 6 de noviembre que la denuncia dañaba la imagen de su gobierno. La popularidad de Humala, según la encuestadora Ipsos-Apoyo, cayó de setiembre a octubre de 65% a 62%.

A la crisis política generada por la investigación al segundo vicepresidente se suma el tenso clima en el sur y norte de Perú donde campesinos han iniciado protestas contra la minería, el motor económico del país que genera el 62% de las exportaciones.

Humala llegó a la presidencia el 28 de julio con un discurso duro contra la corrupción.