El rosa fue el color de Evelyn Lauder.

En su larga carrera como ejecutiva en la gigante de cosméticos Estee Lauder Cos., la compañía fundada por su suegra, Lauder trabajó con muchas tonalidades de rojo, durazno, bronce e incluso azules, pero el rosa fue el color que cambió su vida.

Lauder murió el sábado en su casa en Manhattan debido a complicaciones por cáncer de ovario. Tenía 75 años.

En 1992, Lauder trabajó con su amiga Alexandra Penney, ex directora editorial de la revista Self, para crear la campaña del listón rosa para concientizar sobre el cáncer de seno.

Comenzó como algo pequeño con Lauder y su esposo, Leonard, financiando gran parte de los lazos entregados a mujeres en mostradores de cosméticos en centros comerciales para recordarles que se hicieran un examen de seno.

La campaña creció y se convirtió en productos para recabar fondos, la designación el mes pasado por parte del Congreso estadounidense para que octubre sea el Mes de la Concientización del Cáncer de Mama y 330 millones de dólares en donativos (50 millones de Estee Lauder y sus socios) a la Fundación de Investigación de Cáncer de Seno, la cual Lauder también inició.

Apenas el mes pasado, ella recordó los primeros días de la lucha contra el cáncer de seno. Cuando fue lanzada, era tan poco conocida que algunos pensaron que simbolizaba la lucha contra el sida.

"No había publicidad sobre el cáncer de mama, pero una serie de eventos — la cinta rosa, el color, la prensa, la asociación con Elizabeth Hurley, con Estee Lauder anunciándose en revistas y persuadiendo a muchos de mis amigos que son editores de salud y belleza para publicar historias sobre la salud del seno_, hacer que la gente hable", dijo. Luego, tres años después de distribuir el listón rosa, una sobrecargo vio la cinta en la solapa de Lauder y le dijo: "Sé que es para el cáncer de mama".

"A partir de ahí, estaba en todas partes", recordó.

___

La periodista de The Associated Press Samantha Critchell colaboró con el despacho desde Ridgefield, Connecticut.