La prueba de fuego que tenían que pasar los Bengals en su primera defensa del liderato de la División Norte de la Conferencia Americana (AFC) frente a los Steelers no fue positiva porque sus rivales tuvieron un ataque terrestre y defensa demoledores, que les permitió ganar por 24-17.

El corredor Rashard Mendenhall consiguió dos anotaciones con acarreos por tierra y la defensa hizo dos interceptaciones al 'quarterback' novato Andy Dalton en el cuarto periodo para impedir a los Bengals la remontada.

Los Steelers de Pittsburgh (7-3) con el apoyo de sus seguidores y las famosas 'Terribles Toallas' hicieron posible el primer lleno en las gradas del Paul Brown Stadium, de Cincinnati, donde tuvieron como compensación el triunfo de su equipo que vuelve a ser el líder de la la División Norte.

Dalton sufrió una presión permanente sobre cada pase que intentó bajo el sistema que trabajó el coordinador defensivo de los Steelers, Dick LeBeau, y que iba a ser decisivo.

El mariscal de campo de los Bengals, a pesar del marcaje recibido, iba completar dos de anotación para ponerlo con 14 en lo que va de temporada, la mejor lograda por un novato en los primeros nueve partidos de la temporada regular desde que se fusionaron la Liga de Fútbol Americano (AFL) con la Liga Nacional (NFL), en 1970.

Sin embargo, la defensa de los Steelers en el cuarto periodo asfixió al novato para forzarlo a que le hicieran dos interceptaciones decisivas.

Los Steelers, que solo habían logrado dos interceptaciones en lo que iba de la temporada, surgieron con su mejor inspiración en ese apartado después que el 'cornerback' William Gay se anticipó al lanzamiento de Dalton al receptor Jerome Simpson.

Mendenhall hizo 16 acarreadas para 44 yardas con dos anotaciones para ser el líder del ataque de los Steelers que también recibieron la ayuda del mariscal de campo Ben Roethlisberger al completar 21 de 33 pases para 245 yardas, hizo un envío de anotación y le interceptaron un balón.

Dalton iba a completar 15 de 30 pases para 170 yardas, con dos envíos de 'touchdown' y dos interceptaciones.

Los Bengals (6-3) rompieron la racha de cinco triunfos consecutivos y bajaron al tercer lugar de la División Norte a la espera de lo que hagan esta tarde los Ravens de Baltimore ante los Seahawks de Seattle.