El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, solicitó hoy a las autoridades de transporte y policiales que ofrezcan todas las garantías a los camioneros ecuatorianos que ingresan en el territorio nacional.

"Tenemos que darles todas las garantías", reclamó Santos al recoger la preocupación del Gobierno de su colega de Ecuador, Rafael Correa, por frecuentes ataques a vehículos del país vecino que traspasan la frontera con cargas para Colombia.

Los hechos más recientes se presentaron del jueves al viernes pasados en regiones del límite sur de Colombia con Ecuador, con ataques a tres camiones, uno de ellos con una bomba incendiaria y los otros con piedras.

Los incidentes fueron denunciados la víspera por la embajada de Ecuador en Bogotá, que advirtió que con ellos se elevaba a 36 el número de sabotajes en el transcurso del último año.

El viernes por la noche, los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Transporte de Colombia rechazaron, en comunicados por separado, los actos de vandalismo y aseguraron que las autoridades correspondientes habían puesto en marcha acciones para evitarlos e identificar a los responsables.

Santos se hizo eco del problema en Uribia, localidad en el departamento caribeño de La Guajira y a la que viajó para su habitual reunión gubernamental de los sábados.

"He visto que en la frontera con Ecuador se han presentado algunos incidentes de agresiones a los transportadores ecuatorianos", reconoció el gobernante, y apuntó: "esto no se puede permitir".

Por ello pidió al ministro de Transporte, Germán Cardona, que se comunicara con el director de la Policía Nacional, el general Óscar Naranjo, para que se refuerce la protección a los ecuatorianos.

Los nuevos ataques se presentaron después de la Cumbre Presidencial Extraordinaria de la Comunidad Andina (CAN) que el pasado día 8 reunió en Bogotá a los gobernantes de Bolivia, Evo Morales; Colombia, Juan Manuel Santos; Ecuador, Rafael Correa, y Perú, Ollanta Humala.

Entre otros asuntos, en ella se analizó la amenaza de Correa de retirarse de la CAN debido a los frecuentes bloqueos que afrontan los transportadores ecuatorianos con cargas de exportación para Colombia y otros problemas en la relación comercial, cuya balanza es deficitaria para su país.