Argentina no fue hoy un equipo brillante, pero hizo los méritos para ganar claramente", aseguró el seleccionador albiceleste, Alejandro Sabella, tras el empate a uno con Bolivia en la tercera jornada de las eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014.

"Tuvimos muchas jugadas para anotar, un tiro en el palo y un gol anulado de manera inexplicable", destacó el técnico en la rueda de prensa posterior al partido disputado en el estadio Monumental de Buenos Aires.

Sabella felicitó a Bolivia, al que consideró "un equipo ordenado que hizo lo suyo", y consideró que su selección mostró otra cara con respecto a la que cayó ante Venezuela por 1-0 en la segunda jornada de las eliminatorias.

"Aquella vez jugamos de discreto para abajo y hoy, si bien no fuimos brillantes, merecimos claramente el triunfo. Circulamos el balón, no tiramos pelotazos, intentamos por abajo, por el medio, por afuera, y no se nos dio el gol", opinó.

Lamentó el "error individual" de Martín Demichelis que derivó en el gol de Bolivia y dijo que el defensa del Málaga español quedó "muy compungido" por esa acción de juego.

También se refirió a la actuación del árbitro ecuatoriano Carlos Vera, al afirmar que tuvo "un mal partido" y "sin intención perjudicó" al equipo argentino cuando anuló un gol en el minuto 21 al punta Gonzalo Higuaín.