La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, señaló hoy en Tokio que las claves para "mejorar significativamente" la situación en Italia son la credibilidad y la aplicación "firme, sólida y sostenida" de las reformas.

En una rueda de prensa celebrada tras una reunión con el ministro nipón de Finanzas, Jun Azumi, la economista aseguró que lo que más necesita Italia es "claridad y credibilidad" para "aclarar" su situación y lograr un impacto en su economía a través de las reformas anunciadas en la cumbre europea del 26 y 27 de octubre.

Lagarde matizó que en el caso de Italia no existe un problema comparable al de otros países como Irlanda, Portugal y Grecia, que "afrontan otro tipo de dificultades", y precisó que el interés de todos los miembros de la UE es que haya "estabilidad económica".

Sobre la posibilidad de que Mario Monti sustituya al actual primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, Lagarde se limitó a mostrar su "estima" y "respeto" por el ex comisario europeo, al que definió como "una persona extremadamente competente" con el que siempre ha mantenido "un diálogo productivo e intenso".

Monti podría ser el elegido, según los medios italianos, para sustituir a Berlusconi en el poder y llevar a cabo las reformas económicas a partir de las medidas impuestas por Europa.

La economista francesa, que llegó por primera vez a Tokio como directora gerente del FMI, recalcó que "Japón ha sido siempre un líder y un miembro clave" del fondo, e insistió en que "ningún país puede ser inmune" a la actual situación.

"No importa lo desarrollado, lo distante o lo lejos que se encuentre, ya que todos los países están totalmente interconectados", dijo, antes de señalar que Japón no es menos inmune que otros países y pedirle un "sólido plan a medio plazo para reducir su deuda pública", la mayor de un país industrializado.

Lagarde, que llegó a Tokio tras visitar Rusia y China, mostró, además, su satisfacción por el anuncio de Japón de sumarse a las negociaciones sobre el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), que en la actualidad llevan a cabo nueve países, incluidos EEUU, Chile y Perú, con vistas a una integración económica de la zona.

La ex ministra de Finanzas francesa, que viajará hoy a Hawai con motivo de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), negó que en su visita haya solicitado a Japón fondos adicionales para el FMI y señaló que por el momento el organismo "cuenta con los recursos financieros suficientes".