Una bomba que estalló al paso de un automóvil en el oriente de Afganistán el sábado mató a nueve civiles, incluyendo un niño, dijeron las autoridades.

El presidente Hamid Karzai condenó el ataque, que ocurrió en las afueras de Mehterlam, capital de la provincia de Laghman.

Faizanula Patan, portavoz del gobernador provincial, dijo que el saldo de muertes fue nueve y agregó que la explosión destruyó el vehículo.

La OTAN dijo que uno de sus soldados murió al estallar una bomba al pie de un camino en el sur de Afganistán. La alianza no dio más detalles. La muerte elevó a 496 el número de soldados de la coalición muertos en el país en lo que va de año.

Igualmente en el sur, pistoleros mataron a balazos a un anciano tribal en el distrito de Khash Rod, provincia de Nimroz, dijo el jefe regional Hashim Norizia.

El control de Nimroz debe pasar de la OTAN a manos de las fuerzas afganas de seguridad a finales del año. Mehterlhamn pasó a control afgano en julio.

En el distrito de Injil, en la provincia occidental de Herat, una bicicleta bomba hirió a dos civiles y dos policías, dijo el ministerio del interior.

Muchos milicianos afganos tenían usualmente sus bastiones en el sur, pero también lanzan ataques a lo largo de la frontera con Pakistán, en el oriente.