Comandos especiales del Ejército turco asaltaron esta madrugada el barco secuestrado ayer por un supuesto miembro del grupo armado kurdo PKK, al que mataron, y liberaron a la veintena de pasajeros, informó hoy la Delegación del Gobierno en Estambul.

El transbordador rápido "Kartepe", de propiedad municipal, cubría el trayecto entre dos localidades del golfo de Izmit, situado en la parte más oriental del mar de Mármara, cuando fue secuestrado ayer, en torno a las 17.45 horas locales (15.45 GMT).

En ese momento se desconocía si había sido un hombre, cuatro o cinco los autores del secuestro y qué armas llevaba, tal y como reconoció en una rueda de prensa el ministro de Transporte, Binali Yildirim.

La confusión se debió a que el secuestrador -finalmente resultó ser sólo uno- requisó los teléfonos de todos los pasajeros y redujo al capitán, diciendo que formaba parte de un grupo de cinco personas y que poseía explosivos.

El barco se desplazó haciendo zig-zag en dirección oeste hasta llegar a Silivri, en la orilla europea de Estambul, pero tuvo que detenerse a las afueras de la metrópolis turca debido a la falta de fuel.

A través del capitán, el secuestrador hizo llegar a los guardacostas un mensaje pidiendo combustible, agua y alimentos.

Pero en los tres barcos de los guardacostas que habían seguido al barco secuestrado -desde una cerca base naval de las Fuerzas Armadas turcas- se habían introducido comandos especiales del Ejército.

Esta madrugada, a las 5.35 horas locales (3.35 GMT), los comandos entraron en acción en "una exitosa operación conjunta con las fuerzas de seguridad" y "el activista resultó muerto", informó el delegado del gobierno en Estambul, Huseyin Avni Mutlu.

Mutlu explicó que se puso "extremo cuidado" en la operación y que "el estado del personal y los pasajeros es bueno".

El delegado del gobierno confirmó de que el secuestrado era militante del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), aunque la organización no ha reivindicado la acción.