Ecuador planteará reformas al sistema interamericano de derechos humanos en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños que se realizará en diciembre en Venezuela.

El presidente Rafael Correa afirmó durante su programa sabatino que "hay un sesgo muy claro en estos organismos internacionales, para empezar tenemos que ir a discutir el problema de Ecuador en Washington", pese a que Estados Unidos no reconoce la convención interamericana.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) convocó recientemente a su gobierno a una audiencia sobre la situación de la libertad de expresión en el país andino.

Afirmó que Ecuador presentará una propuesta de reforma al sistema interamericano de derechos humanos porque "se está distorsionando" y ha evidenciado "ciertos excesos".

Mencionó como ejemplo que la CIDH "nos pide información sobre un proceso judicial en marcha" lo cual consideró "imposible" dado que según la normativa interamericana "cualquier reclamo tiene que esperar que se agoten las instancias nacionales, si no, atentan contra la soberanía de país", acotó.

Añadió que "hay cosas gravísimas que están pasando" y ante las cuales dijo "sabremos responder como corresponde".

Desestimó la versión de los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, a quienes enjuicio por injurias y quienes en octubre expusieron su situación ante la CIDH.

"Que no nos digan que se está persiguiendo a gente que denunció al gobierno... Estoy enjuiciando a dos autores de un libro calumnioso. No se está sancionando al periodismo, se está sancionando al delito de injuria", agregó.

Correa negó que su gobierno atente contra la libertad de expresión en el país.

Calderón y Zurita escribieron el libro "El Gran Hermano", que se refiere a los polémicos contratos del hermano mayor del presidente con el estado ecuatoriano y que una vez divulgados fueron anulados por decreto presidencial.

Según el mandatario en el libro se afirma que él conocía de la existencia de dichos contratos, versión que ha negado.