Costa Rica abrió hoy las puertas de la XII Feria Internacional del Libro, que en esta edición está dedicada a Francia y que tiene como principal objetivo fomentar la lectura en los niños y jóvenes, informó el Ministerio de Cultura.

La feria, organizada por la Cámara Costarricense del Libro con el apoyo del Ministerio de Cultura y la embajada de Francia, se inauguró el viernes, pero abrió sus puertas hoy en busca de superar las 28.000 visitas recibidas en la edición anterior.

Francia, como país invitado, cuenta con un pabellón de 163 metros cuadrados, donde muestra lo mejor de su cultura y los lazos que lo unen con Costa Rica, ambientados bajo el tema del "viaje y el mar".

En el marco de la feria, que estará abierta hasta el próximo 20 de noviembre, los autores franceses Albert Bensoussan y Mathias Malzieu ofrecerán charlas, como parte de una serie de actividades patrocinadas por Francia, que incluyen artes visuales, música y espectáculos, mesas redondas y talleres para estudiantes.

La feria se realiza en las instalaciones de la Antigua Aduana, en San José, y tiene como principal objetivo fomentar la lectura en los niños y jóvenes, como sucedió el año pasado cuando unos 7.000 escolares acudieron a la actividad.

Las actividades de la feria incluyen también la participación de cerca de 45 expositores de Guatemala, México, Costa Rica, Colombia y Nicaragua, en ciclos de conferencias, charlas, presentaciones de libros, seminarios y exposiciones.