UNESCO reprendió a Israel debido a una caricatura aparecida en un diario en la cual el primer ministro ordena a pilotos de guerra que bombardeen una oficina de la agencia después de bombardear Irán, informó el viernes el ministerio del Exterior.

La agencia cultural de la ONU, con sede en París, entregó una nota al embajador israelí Nimrod Barkan el miércoles en la cual señala que la caricatura "pone en peligro la vida de diplomáticos desarmados", dijo el portavoz Yigal Palmor.

Añadió que la nota lleva la firma de la directora general de UNESVO, Irina Bokova. Funcionarios de la UNESCO en París no respondieron a los pedidos de declaraciones.

La caricatura apareció la semana pasada en el diario Haaretz, conocido por su actitud crítica hacia el gobierno intransigente del primer ministro Benjamin Netanyahu.

Muestra a Netanyahu y su ministro de Defensa impartiendo órdenes a los pilotos antes de un hipotético ataque a Irán, entre ellas la de bombardear la oficina de la UNESVO en Cisjordania al regresar.

La caricatura alude a la política de Netanyahu y su malestar porque la agencia cultural recientemente reconoció a la Autoridad Palestina como estado miembro.

La reprimenda parece reflejar un malentendido, ya que el blanco de la crítica no era la UNESCO sino Netanyahu.

Palmor dijo que en su respuesta a la UNESCO, el embajador dijo que su país tiene libertad de prensa.

"Sabemos de islamistas que se enfurecen por caricaturas supuestamente irrespetuosas, pero que funcionarios de la ONU sigan ese camino, eso es una novedad total", dijo Palmor.