La empresa española Telefónica reportó el viernes pérdidas por 429 millones de euros (584 millones de dólares) en el tercer trimestre, su primera pérdida trimestral en nueve años, tras fuertes gastos erogados en el despido de empleados por la moribunda economía de España.

El pobre desempeño en España fue compensado por un aumento de 17,5% en los ingresos en América Latina.

La empresa comparó las pérdidas con las ganancias de 5.100 millones de euros (6.950 millones de dólares) en el mismo periodo de 2010, aunque tal cifra incluyó una ganancia en plusvalía por la compra de la empresa de telefonía celular brasileña Vivo.

Telefónica informó que los resultados del tercer trimestre de 2011 incluyen 1.870 millones de euros (2.550 millones de dólares) en gastos de compensación a los empleados que fueron liquidados en España.

Las ganancias en España en el periodo bajaron 8,8% pero el total de ingresos para el trimestre en el país y en el resto de los países donde opera la empresa subieron 3,7% a 15.800 millones de euros (21.540 millones de dólares).

Telefónica planea eliminar hasta 6.500 empleos, casi 20% de su fuerza laboral en España para el año 2013 para reducir costos.

Las ganancias de la empresa para los primeros nueve meses del año fiscal bajaron 69% a 2.730 millones de euros (3.720 millones de dólares), otra vez en parte a una redundancia en gastos. Los ingresos para el periodo enero-septiembre subieron 5,4%.

Las acciones de Telefónica permanecían prácticamente sin cambios este viernes en 13,9 euros en las primeras cotizaciones en la bolsa de Madrid.