El presidente Dimitri Medvedev dijo el viernes que Rusia debe invertir más en el Ártico, en medio de fuerte competencia de otras naciones por los recursos minerales de la región.

Medvedev dijo en declaraciones televisadas a trabajadores en la ciudad de Jabarovsk, en el extremo oriente del país, que Rusia va a dar los pasos necesarios para proteger sus intereses en la región.

"Debemos continuar nuestras investigaciones en el océano Ártico y en el Ártico en general, porque si no lo hacemos, otros países van a tomar el control", dijo Medvedev. "Son nuestras cosas, y es nuestro mar".

"Defenderemos nuestros intereses en la región, incluyendo naturalmente los asuntos de seguridad", añadió.

Rusia, Estados Unidos, Canadá, Dinamarca y Noruega han estado tratando de establecer jurisdicción sobre partes del Ártico, donde se piensa que esta una cuarta parte de las reservas no descubiertas de petróleo y gas en el planeta.

Con la reducción del hielo polar abriendo nuevas oportunidades para la exploración, Rusia, Canadá y Dinamarca han dicho que presentarán reclamos ante la ONU de que una cordillera submarina que cruza la región polar y llamada Cadena Lomonosov es una extensión de sus respectivos territorios.

En el 2007, Rusia hizo un reclamo simbólico del lecho marino ártico al dejar caer el fondo un bote con una bandera rusa desde un pequeño submarino en el Polo Norte. Rusia presentó su reclamo originalmente en el 2001 ante la ONU, pero el mismo fue rechazado por falta de evidencia. Rusia dijo que lo presentaría de nuevo tras colectar más datos científicos.