Un grupo de 32 personas, entre ellos varios policías, serán acusados por la muerte de al menos tres personas y lesiones a 47 policías en varios hechos de violencia ocurridos a raíz de denuncias de fraude en las elecciones presidenciales y de diputados del domingo, informó el viernes el fiscal Armando Juárez.

Juárez dijo que 24 personas fueron acusadas el jueves en el juzgado de Siuna por los delitos de homicidio frustrado, obstrucción y lesiones gravísimas contra 7 policías que fueron emboscados el martes por supuestos opositores al gobierno en esa población de la Región Caribeña Autónoma Norte, unos 237 kilómetros al noreste de esta capital.

Otros policías han resultado heridos durante el desalojo de manifestantes opositores que realizaban protestas u obstaculizaban carreteras.

Juárez agregó que otras ocho personas, entre ellas varios oficiales de policía y un secretario político del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (Fsln) serán acusados por el asesinato de tres personas de una familia y lesiones graves contra dos más ocurridas en la comunidad de El Carrizal, San José de Cusmapa, provincia de Estelí, 143 kilómetros al norte de Managua.

Los muertos fueron identificados como Mercedes Tórrez Pérez, líder del opositor Partido Liberal Independiente (PLI) en esa lugar, y sus hijos José Ariel Torres (de 22 años) y Elmer Torres Cruz (de 25).

Irenea Mejía Cruz, esposa de Mercedes, acusó por la muerte de su esposo y sus hijos al jefe de la policía de Cusmapa, subcomisionado Elvin de Jesús López Aguilera; al secretario político del Fsln, Jesús Herrera Zepeda y a Eusebio Cruz Montenegro, funcionario del Consejo Electoral de la misma localidad.

Mejía Cruz dijo el jueves ante funcionarios del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cnidh) que su familia descansaba cuando simpatizantes del Fsln llegaron en dos camionetas encabezados por el jefe policial López Aguilera y Herrera Zepeda, gritando: "aquí viene el Frente Sandinista hijos de p... salgan liberales que los venimos a matar".

Juárez dijo en conferencia de prensa transmitida por el Canal 15 de la televisión local que ordenó la captura de los miembros de la institución policial y del secretario político del Fsln que se vieron involucrados en el crimen de El Carrizal, quienes están bajo resguardo preventivo, pero no dio los nombres.

Dijo que lamentaba los hechos y advirtió a la dirigencia del PLI "que no continúen promoviendo e incentivando la violencia, ni movilizando a sus simpatizantes con la intensión de provocar los resultados que hoy lamentablemente tenemos".

El fiscal dijo que el PLI mantenía "una actitud anárquica, agresiva, confrontativa de movilización", desde antes de los comicios denunciada por el Consejo Supremo Electoral.

Edmundo Jarquín, quien fue candidato a la vicepresidencia de la República por el PLI en los comicios del domingo, calificó de "errónea la afirmación del fiscal" y dijo que más bien "fuerzas paramilitares se están apropiando de las facultades que son de la policía y el ejército".

Jarquín dijo que las manifestaciones pacíficas del PLI han sido agredidas por esas fuerzas y agregó que su partido "jamás renunciará al derecho democrático de la protesta pacífica".

Fabio Gadea Mantilla, candidato presidencial del PLI, acusó el miércoles al Consejo Supremo Electoral de cometer un "monstruoso fraude a la voluntad popular" y calificó de "entendibles las manifestaciones de indignación, frustración y protesta de los nicaragüenses en diversas partes del país".

Demandó del gobierno "respetar la voluntad popular" y llamó "a los nicaragüenses que sienten vulnerados sus derechos, a expresarse pacíficamente en sus respectivas comunidades como señal de repudio al fraude".

Gadea obtuvo un segundo lugar en los comicios con el 31,06% de los votos, detrás del presidente Daniel Ortega, quien obtuvo el 62,45%.