Las selecciones de fútbol de Japón y Uzbekistán fueron el viernes las primeras en clasificarse a la última ronda de las eliminatorias asiáticas para la Copa del Mundo del 2014, al tiempo que Australia fue derrotada 1-0 por Omán y Corea del Norte quedó fuera de competencia.

Japón venció a Tayikistán 4-0 y Uzbekistán al visitante Corea del Norte 1-0, con ambos ganadores pasando a la cuarta y decisiva ronda.

Norcorea se convirtió en el primer participante en la Copa del Mundo del 2010 en ser eliminado de la competencia hacia Brasil 2014.

Australia se perdió la oportunidad de avanzar al ser sorprendida por Omán, que necesitaba la victoria para seguir en la contienda. El artillero Imaad al Hosni anotó desde corta distancia a los 18 minutos y Australia no consiguió empatar.

China quedó al borde de perderse su tercera Copa del Mundo consecutiva, al perder 1-0 ante Irak.

Japón aplastó a Tayikistán en Dusambé para preservar su record invicto en las eliminatorias asiáticas. El delantero Shinji Okazaki anotó dos veces por Japón, el segundo tanto cerca del final, para coronar una fácil victoria que consolida a los japoneses en la cima del Grupo C, por encima de Uzbekistán.

Yasuyuki Konno y Ryoichi Maeda también anotaron por Japón.

La derrota fue la cuarta de Tayikistán en cuatro partidos. El equipo alcanzó la fase clasificatoria solamente luego que la FIFA suspendiese a Siria por utilizar ilegalmente a un jugador.

En Dubai, Lee Keun-ho y el capitán Park Chu-young anotaron dos goles hacia el final de la segunda mitad, para mantener al invicto Corea del Sur al tope del grupo B.

Los sudcoreanos vencieron a los Emiratos Arabes Unidos 2-1 en casa hace un mes, pero esta vez no pudieron abrir la cuenta hasta los 87 minutos, cuando Lee remató de zurda un balón a las redes. Park entonces anotó el segundo a los dos minutos del descuento.

En Muscat, el delantero de Omán Imaad al Hosni anotó el único tanto del partido a los 18 minutos, tras recibir un pase filtrado de Ahmed Hadeed y vencer al portero australiano Mark Schwarzer.

Oman, 103ro en el mundo, se las arregló de ahí en adelante para contener las presiones de Australia, y salvar el necesitado triunfo. Australia aun encabeza el grupo con nueve puntos en cuatro partidos, mientras que Omán tiene cuatro.