Los líderes que trabajan para conformar un bloque de libre comercio en la Cuenca del Pacífico planean anunciar un plazo para alcanzar ese objetivo en la cumbre de la APEC de este fin de semana en Hawai.

El acuerdo comercial entre los países del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC) es una de las muchas iniciativas con la que intentan sacudirse la recesión mientras Europa lucha por solucionar su crisis de deuda.

El viernes, el representante de comercio de Estados Unidos, Ron Kirk, concluyó un encuentro con líderes comerciales regionales con elogios a la decisión de Japón de unirse a las negociaciones para un tratado de libre comercio que es respaldado por Washington y que es visto por muchos en la región como un bloque que eventualmente permitiría construir un área comercial que abarque toda Asia y el Pacífico.

El llamado Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) intenta complementar otros esfuerzos para promover un comercio más libre y que otros países se puedan unir si están dispuestos a cumplir los altos estándares que se requieren, dijo Kirk.

Tales medidas están adquiriendo un sentido de urgencia luego que Europa advirtió de una posible "recesión, profunda y prolongada" para el año próximo, a medida que la crisis de deuda, que ha abarcado Irlanda, Portugal y Grecia, amenaza con salirse de control.

Una recesión europea se resentiría gravemente en Estados Unidos, donde hay un crecimiento anémico, y en Asia, que depende de Europa como un gran mercado para sus automóviles, textiles, electrónicos y otras exportaciones.

Pero China, que algunos economistas dicen que está en camino a superar a Estados Unidos como la mayor economía del mundo en esta década, ha sido tibia sobre el acuerdo comercial del Pacífico.

Kirk dijo que los ministros esperan que los líderes de los países involucrados en el TPP anuncien las líneas generales del "ambicioso pacto comercial del siglo XXI".

Como anfitrión de la cumbre, Estados Unidos ha priorizado como temas la expansión comercial, la promoción del crecimiento de las tecnologías amigables con el medio ambiente, así como una mayor cooperación en materia reguladora y de estándares, a fin de retirar barreras comerciales y fomentar un crecimiento más rápido.

Los líderes de la APEC también apoyarán una serie de "pasos importantes que fortalecerán la integración económica regional y ampliarán el comercio", dijo el funcionario estadounidense.

La idea es volver al mercado "más veloz, más rápido y más sencillo para hacer negocios en la región de la APEC", de acuerdo con un comunicado dado a conocer por los ministros.

El viernes, durante la apertura de un encuentro de cancilleres y ministros de economía, la secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, dijo que muchas fuerzas en el exterior de la región del Pacífico tendrán impacto en ésta.

"Las tendencias y eventos globales nos han dado una agenda formidable", dijo. "Y hay mucho en juego para todos nosotros".

La APEC, creada en 1989, integra a potencias globales como Estados Unidos, Japón, Canadá y China, y economías grandes como Indonesia, México, Corea del Sur y Rusia. Con una población total de 2.800 millones de personas, representa casi la mitad del comercio mundial.

Los miembros restantes son Australia, Brunei, Chile, Hong Kong, Malasia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Singapur, Taiwán, Tailandia y Vietnam.

___

El periodista de The Associated Press Jaymes Song colaboró con este despacho.