La policía en Polonia arrestó a 210 personas durante las marchas por el Día de la Independencia que se volvieron violentas y casi la mitad de los detenidos son alemanes, indicaron las autoridades.

Maciej Karczynski, vocero de la policía, informó el sábado que 92 alemanes se encontraban entre los detenidos después de que jóvenes comenzaron a atacar a los oficiales con botellas, adoquines y otros objetos en las marchas del viernes. También fueron arrestados un español, un húngaro y un danés.

El funcionario agregó que 40 oficiales resultaron heridos y 14 vehículos de la policía fueron destruidos.

El primer ministro Donald Tusk convocó el sábado a una reunión especial con funcionarios de seguridad, entre ellos los ministros de Interior y de Justicia, para consultarlos sobre el que resultó ser uno de los peores incidentes violentos callejeros en años en Polonia.