Cinco años después de albergar los Juegos Olímpicos 2012, Londres organizará en 2017 los Campeonatos del Mundo de atletismo al imponerse al proyecto de Doha en la votación del Consejo Directivo de la IAAF.

La candidatura de Londres, presentada por Sebastian Coe, presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos del 2012 y vicepresidente de la IAAF, basó su proyecto en la tradición atlética de la capital británica frente a la oferta de 236 millones de dólares que Doha había puesto sobre la mesa.