El proyecto de Ley de Presupuestos para 2012, que contiene las reformas económicas más urgentes prometidas por el Gobierno italiano a la Unión Europea (UE) para tranquilizar a los mercados, llega hoy al pleno del Senado, donde está previsto que sea aprobado durante la jornada.

Una vez aprobadas estas medidas, cuya ratificación definitiva en la Cámara de los Diputados se espera para este fin de semana, está previsto que el primer ministro, Silvio Berlusconi, presente su dimisión.

Berlusconi adquirió ese compromiso el pasado martes ante el jefe del Estado italiano, Giorgio Napolitano, quien en estos días ha querido tranquilizar a los mercados asegurando que tras la marcha de "Il Cavaliere" en Italia no va a haber, en ningún caso, un "prolongado periodo" de inactividad gubernamental o parlamentaria.

La opción que en estos momentos suena con más fuerza para la era post-Berlusconi es la formación de un Gobierno técnico con una personalidad al frente que ponga de acuerdo a todas las fuerzas políticas para sacar a Italia de la difícil situación en la que se encuentra.

Para liderar ese gobierno técnico, en el país transalpino se ha indicado el nombre del economista y excomisario europeo Mario Monti, de 68 años, quien cuenta con un importante apoyo entre las fuerzas parlamentarias y que el miércoles fue nombrado senador vitalicio por el jefe del Estado, lo que ha sido interpretado por los analistas como una señal en esa línea.

Berlusconi abrió ayer la puerta a su apoyo a la creación de un posible gobierno técnico tras su oposición inicial a esa opción, aunque en el seno de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), existen todavía importantes diferencias al respecto.

Se han mostrado contrarios a la formación de ese gobierno de transición los partidos Liga Norte, socio actual en el Ejecutivo de Berlusconi, y el progresista Italia de los Valores (IDV), del magistrado Antonio Di Pietro, que han abogado por la celebración de elecciones anticipadas.

En cambio, a favor de esa opción se han manifestado el llamado Tercer Polo, en la oposición de centroderecha, y la mayor parte del progresista Partido Demócrata, la principal formación de la oposición.

El texto del proyecto de Ley de Presupuestos y de la "maxienmienda" que contiene algunas de las reformas prometidas a la UE fue aprobado ayer por la comisión de Balance del Senado, que aceleró los trámites con el fin de que el documento estuviera listo para llegar hoy al pleno de la Cámara Alta.

Tras su aprobación en el Senado, el texto pasará a la Cámara de los Diputados para su aprobación definitiva, lo que está previsto para mañana o como mucho para el domingo.