El portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión Europea, Amadeu Altafaj, ha alertado hoy del riesgo "real" de recesión o de estancamiento por diez años de la economía europea y ha pedido a los países miembros que, además de mantener la austeridad, emprendan reformas estructurales.

"Son necesarios cambios en las políticas económicas para que se lleven a cabo reformas estructurales que puedan generar más crecimiento económico y más empleos y, en especial, mejores puestos de trabajo", ha dicho Altafaj, durante su intervención en la XIV Jornada Económica, organizada por el Colegio de Economistas de Cataluña.

Para este portavoz de la Comisión Europea, los datos sobre las previsiones de cumplimiento del objetivo de déficit de los países de la UE que ayer se hicieron públicos son "el último toque de alerta" y debería provocar la reflexión.

En el caso español, Altafaj ha señalado que el Gobierno que salga de las urnas el próximo 20N se verá en la obligación de elaborar unos presupuestos para 2012 que corrijan la desviación de las previsiones de cumplimiento del déficit de este año.

Según estas previsiones, el déficit de España se situará en un 6,6 % en el 2011, seis décimas por encima del objetivo marcado, desviación de la que Altafaj ha responsabilizado en especial a las comunidades autónomas y, en este grupo, "a unas más que a otras".

El representante europeo se ha mostrado, sin embargo, optimista de la capacidad de España y del conjunto de la UE para salir de la crisis, siempre y cuando el liderazgo lo ejerzan los europeos, "y no las fuerzas del mercado ni las agencias de rating".

"Este es el reto. Tenemos las herramientas y la solidaridad europea para poder salir de la crisis. Sólo es necesario que cojamos bien el timón y resistamos la tempestad desde todos los niveles del Estado", ha asegurado.

Al mismo tiempo, Altafaj ha rechazado que exista ningún plan ni discusión en la Comisión Europea para dividir la UE en dos bloques ni para avanzar en dos velocidades.