El mariscal de campo de los Cardinals de Arizona, Kevin Kolb, sigue sin haberse recuperado de una lesión de pie y podría ser baja para el partido que el domingo que van a disputar contra su ex equipo de los Eagles de Filadelfia.

Kolb sufre un esguince severo del pie derecho, y otro del primer metatarsiano, desde el partido que los Cardinals perdieron en la octava semana del campeonato contra los Ravens de Baltimore.

Ken Whisenhunt, entrenador en jefe de los Cardinals, dijo que Kolb sería evaluado día a día y que el equipo decidiría si puede jugar, quizá poco antes del inicio del partido.

Los Cardinals se hicieron de los servicios de Kolb a través de un cambio con los Eagles, con los que comenzó siete partidos en cuatro años en este receso de temporada.

A tres días del partido, la vuelta de Kolb a Filadelfia este domingo probablemente será como espectador en lugar de protagonista ante los seguidores de los Eagles.

Kolb no espera jugar porque no ha mejorado de la lesión del pie y John Skelton será el 'quarterback' que inicie por segunda semana consecutiva el partido como titular en lugar de Kolb, que disputó siete primeros encuentros en cuatro temporadas con los Eagles y era el heredero aparente para Donovan McNabb antes del fichaje de Michael Vick.

Sin embargo, Kolb, que inició la apertura de la temporada pasada con los Eagles, sufrió una conmoción cerebral lo que permitió que saliese Vick y desde entonces se hizo con la titularidad de mariscal de campo de los Eagles.

A petición del propio Kolb, fue traspasado a los Cardinals en la temporada baja, y luego firmó un contrato por cinco años y 63 millones de dólares, con 21 millones garantizados.

Lesionado hace dos partidos en contra de los Ravens, Kolb no entrenó la semana pasada y quedó fuera del triunfo de tiempo suplementario por 19-13 sobre los Rams de San Luis.

Aunque oficialmente no entrenó el miércoles, tampoco, había declarado que tuvo posibilidad de hacer algo para prepararse.

Kolb aceptó el miércoles que esperaba jugar el domingo "a toda costa", siendo que no se trataba de un partido ordinario para él, pero será el entrenador en jefe el que tenga la última palabra.

"Cualquiera puede decir que no lo marcas en tu calendario, pero lo haces", admitió Kolb. "Tengo muchos amigos allí y hay muy buenas personas allí. Ansío la oportunidad de regresar y quiero estar uniformado y jugar, pero no depende de mi solo".

Skelton, lejos de espectacular, lideró a su equipo al triunfo sobre los Rams, rompiendo la racha de seis derrotas consecutivas de los Cardinals después de conducir una serie de touchdown de 84 yardas que culminó con su pase de 13 yardas para Larry Fitzgerald, que empató el marcador y forzó el tiempo extra ganador.